Llaves maestras en internet para asaltar casas

Simulación de un hombre intentando forzar una puerta con una radiografía. /LP
Simulación de un hombre intentando forzar una puerta con una radiografía. / LP

Valencia registra una veintena de asaltos en viviendas durante la Semana Santa y la oleada se ceba especialmente con Nou Moles | Delincuentes compran herramientas ilegales en la red y usan plásticos de dos milímetros para ver si hay gente en los pisos

Arturo Checa
ARTURO CHECAValencia

Las patrullas de la Policía Nacional, los especialistas de la Científica y los agentes del grupo de Robos han tenido una intensa Semana Santa y Pascua de trabajo. En las dos últimas semanas, aprovechando la ausencia de los dueños de las viviendas de sus domicilios, sólo en la capital se han producido más de una veintena de asaltos, tal y como indicaron fuentes policiales. Y el temor de los agentes es que la cosa vaya a más durante el cercano verano.

Sobre todo porque el ingenio de los delincuentes, y la colaboración de las nuevas tecnologías, no deja de ayudarles. En algunos de los robos cometidos en estas dos semanas en la ciudad, los maleantes habrían empleado llaves maestras adquiridas en páginas web ilegales que ofrecen las llamadas 'llaves base', a partir de la cuál se crean perfectas herramientas con las que entrar en los pisos mediante el 'bumping'. El método incluye la llave maestra y unos golpes que liberan los pernos de las puertas, ya sean convencionales o blindadas.

No es este el único método novedoso detectado por los agentes. Los ladrones también han comenzado a utilizar pequeños trozos de plástico, de apenas dos milímetros de longitud, para marcar las viviendas. Atrás quedaron las rayaduras en los marcos con símbolos o las pintadas con mensajes en los patios de las fincas para comunicar ente bandas los inmuebles susceptibles de asalto. Los casi imperceptibles plásticos, apenas como si fuera una uña, son colocados por los ladrones en el quicio de la puerta (habitualmente más de uno, para evitar errores). Los ladrones dejan pasar el tiempo y acuden a la finca 24 o 48 horas después, habitualmente por la noche. Si los plásticos siguen en su lugar es que nadie ha abierto la puerta en ese periodo, porque si no las marcas hubieran caído. Los asaltantes dan en ese caso la vivienda por no habitada y entran con la ayuda de la llave maestra y el 'bumping'.

Los ladrones asaltan un hogar de Castán Tobeñas por segunda vez en un año y marcan 10 puertas

Impunidad delictiva

Este es el método empleado para entrar en una vivienda situada en el número dos de la calle Castán Tobeñas, en el barrio de Nou Moles, uno de los más afectados por la oleada de robos y la inseguridad de los últimos periodos vacacionales. Un piso fue objeto este pasado fin de semana de un robo, al parecer de madrugada. El asalto es el segundo que sufre el inmueble en aproximadamente un año. La finca objeto del delito fue impunemente repasada por los delincuentes. Pasaron por prácticamente todos los pisos del edificio y dejaron las imperceptibles marcas de plástico en al menos una decena de puertas, como pudieron comprobar los agentes de la Policía Nacional desplazados al inmueble de Nou Moles.

El mismo edificio ha sido objeto de hasta tres robos en poco más de un año. El 'modus operandi' de los asaltantes siempre es el mismo, y el que se ha repetido este fin de semana en la vivienda asaltada en Castán Tobeñas. Sólo se llevan dinero, o joyas de cierto valor, de las viviendas en las que entran. La explicación, no llevarse electrodomésticos u otros objetos que puedan ser identificados por los propietarios, o que tengan números de serie que acaben incriminándolos si son descubiertos por los investigadores. Prescinden así de tener que dar salida a los objetos sustraídos, logran la salida inmediata del efectivo sustraído y dificultan la investigación policial. Y, mientras, la inseguridad ciudadana se resiente.

Fotos

Vídeos