Los juzgados valencianos reciben 3.300 casos más de los que pueden asumir

Ciudad de la Justicia de Valencia./Manuel Molines
Ciudad de la Justicia de Valencia. / Manuel Molines

Los órganos de Civil, Mercantil y Familia son los más sobrecargados, mientras el decano lamenta que no se crean nuevas unidades desde hace ocho años

Arturo Checa
ARTURO CHECAValencia

Las tablas estadísticas del Decanato de los Juzgados de Valencia revelan cómo los asuntos que llevan a los tribunales van a menos. Caen las ejecuciones hipotecarias, claro síntoma de que la crisis mengua y que los desahucios y pérdidas de viviendas afortunadamente se reducen. Cae el número de asuntos asumido por cada juzgado de Violencia sobre la Mujer (que aún así registran la nada despreciable cifra de 1.200 expedientes), una prueba de que la especialización y número de juzgados únicos destinados a la labor empieza a ser la adecuada. Y se reduce la congestión de los juzgados de instrucción merced a la conversión en faltas de muchos delitos, aunque eso haya sido objeto de una severa crítica por parte de muchas víctimas por la indefensión que señalan que genera la medida en asuntos como en de los accidentes de tráfico. Pero basta con rascar en la primera capa de los datos judiciales para constatar una realidad: los juzgados de la ciudad de Valencia siguen congestionados.

Los órganos de la capital reciben 3.316 asuntos más de los que pueden asumir por sus medios y personal. Esa es la cifra que excede del módulo de entrada ideal fijado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), como recoge el propio informe presentado por el decano de los jueces de Valencia, Pedro Viguer.

«Desde 2010 no se crea un juzgado nuevo en esta demarcación», fue el sangrante lamento del representante de la judicatura. Viguer lanzó el mensaje de denuncia tras hablar de los datos de los juzgados civiles, un orden que conoce como su casa, pues durante cinco años fue titular del juzgado de primera instancia número tres, precisamente el más castigado por el incendio de la Ciudad de la Justicia en septiembre que dejó más de 2.000 juicios por celebrar. Casi uno de cada tres asuntos que sobrepasan el listón máximo fijado por el CGPJ son de Primera Instancia (encargados de asuntos de jurisdicción civil, recursos a asuntos del juzgado de paz, actos de conciliación...). Los órganos de este orden reciben 945 expedientes más de los que deberían. Anualmente son más de 40.000 casos.

La cifra de litigios sobrepasa la capacidad de los juzgados de Familia

Atasco en las ejecuciones

Los litigios entre empresas son el segundo gran caballo de batalla de los magistrados. En este caso para los juzgados de lo Mercantil, que acumulan más de 850 asuntos 'extra' por órgano, con casi 1.200 asuntos por juzgado. O lo que es lo mismo, un centenar de causa al mes.

Más preocupante si cabe es la cifra de litigios que sobrepasan la capacidad de los juzgados de Familia. Un orden con asuntos tan sensibles como separaciones, custodia de menores o reclamaciones de pensiones de alimentos recibe 700 casos más de los que pueden recibir los magistrados especializados. Una astronómica cifra de casi 1.700 por órgano en la ciudad de Valencia.

Y la gravedad del 'cuello de botella' en otro orden acaba afectando a todos. Se trata de la congestión en los juzgados de Ejecutorias Penales, dedicado a hacer efectivas las sentencias una vez estas se producen. Anualmente entran en estos órganos casi 10.000 asuntos. Por juez suponen casi 250 asuntos más de los que pueden asumir, en virtud al módulo ideal fijado por el Poder Judicial, lo que supone dilaciones en la aplicación de condenas en casos de violencia doméstica o seguridad vial.

Más noticias

Hacinamiento y derrumbes en la sede del TSJ Los jueces critican la inacción de la conselleria

La asociación Jueces para la Democracia carga en un contundente comunicado contra «la falta de impulso de la Conselleria de Justicia para resolver los principales problemas de los juzgados» valencianos. Aunque responsabilizan al Gobierno central de la «falta de plazas judiciales suficientes», culpan a la conselleria de la ausencia de medios materiales. Así, lamentan el hacinamiento y derrumbes en la sede del TSJ con «bloqueos constantes en el sistema informático» e incluso informes de la Inspección de Trabajo de incumplimiento de riesgos laborales. «La digitalización de los juzgados también se encuentra en punto muerto», es otro de los reproches de Jueces para la Democracia.

Temas

Tsjcv

Fotos

Vídeos