Un juez ordena a la Generalitat pedir datos de un posible niño robado al Arnau de Vilanova, a un médico y una congregación

LP

El demandante, nacido en 1970, presentó una solicitud en el juzgado para que se le autorizase conocer sus orígenes biológicos

EUROPA PRESSValencia

Un juzgado de Valencia ha ordenado a la Generalitat Valenciana que pida al Hospital Arnau de Vilanova, a la congregación Villa Teresita y a un ginecólogo datos de la madre biológica de un niño adoptado que quiere conocer sus orígenes. Podría tratarse, según ha indicado el letrado Enrique Vila, de un caso de niño robado.

El demandante, nacido en la extinta clínica José Antonio de Valencia en 1970, presentó una solicitud en el juzgado para que se le autorizase conocer sus orígenes biológicos y la identidad de sus padres incluso sin contar con el consentimiento de los mismos.

El juez admitió a trámite su petición --tal y como recoge el auto al que ha tenido acceso Europa Press-- y en una resolución "novedosa", tal y como la ha calificado Vila, "se ordena al Consell que medie con las instituciones y los particulares afectados para la obtención de datos de la madre biológica".

En concreto, el magistrado acuerda que la Generalitat le facilite al hombre, "por la entidad que lo tenga custodiado", la consulta de la historia clínica completa de nacimiento de fecha 17 de enero de 1970, donde constará el parte de alumbramiento, por si la madre no hubiera ejercido el derecho a ocultar la identidad; y el expediente de abandono y acogimiento, así como el de adopción.

También se reclama que el Hospital Arnau de Vilanova revele al solicitante sus datos y los de su madre biológica; y que la Congregación Villa Teresita --"donde se asiló la madre embarazada"-- y un ginecólogo le faciliten historia del parto, libro de nacimientos o expósitos, libro registro general de entradas de enfermos y, en definitiva, cuando otro donde puede constar la identidad de su madre.

Para justificar esta medida, el juez se apoya en el artículo 180 del Código Civil. Según Vila, la "gran novedad" de la resolución es que el juez "obliga" a que sea la Generalitat la que, a su vez, requiera a las instituciones implicadas en el nacimiento los datos reclamados.

A su juicio, "es una oportunidad muy importante para que la Generalitat cumpla la orden del juez y la ley, y desarrolle su labor obligada por la legislación de facilitar a los adoptados y niños robados el reencuentro con sus familiares biológicos", ha subrayado.

Vila, que también es adoptado, ha señalado así mismo que es "muy importante" la obligación que el juez fija a la orden religiosa que regenta Villa Teresita "para que facilite los datos de la mujer que estuvo asilada en dicha institución en 1970".

El letrado ha mostrado su deseo de que esta "presión judicial" a las instituciones religiosas, "logre por fin que la Iglesia se decida a aperturar sus archivos en los que constan la identidad del 80 por ciento de las madres biológicas de muchos adoptados y niños robados que buscan a sus familias".

"La resolución del juez es modélica, recoge el espíritu de la ley, y es suficientemente amplia y concisa para que, si se logra ejecutar por la Generalitat, mi cliente encuentre a su madre biológica y conozca la historia de su adopción y si es una niño robado más", ha apostillado el letrado.

Fotos

Vídeos