«El juez ya cerró la vía penal al no detectar indicios de delito»

J. B. VALENCIA.

La Federación de Centros de Enseñanza de Valencia (Feceval) defendió ayer que en todo momento se actuó con el conocimiento de la Conselleria de Educación, más allá del fin de la vigencia del convenio, e insistió en que se mantiene «la conciencia tranquila después de que el juez archivara la causa por la vía penal porque no detectó indicios de delito». También se destacó que ni la federación ni la junta directiva percibió «cantidad alguna, ni de manera irregular, pues los pagos en favor de los coordinadores eran en concepto de su labor, con el consentimiento de la Conselleria de Educación y dentro de una relación consentida por ambas partes».

Además, dijo «no entender bien por qué se ha vuelto a agitar la causa» desde el departamento autonómico tras el sobreseimiento provisional, los argumentos expuestos y las explicaciones dadas en diferentes fases del proceso y a lo largo de los últimos años. «No tenemos nada que ocultar», añadió.

Por su parte, Compromís expresó su satisfacción por la decisión de la Audiencia sobre los «zombis de la patronal» y criticó que esta situación que se producía «mientras Mª José Catalá era consellera» implicaba «regalar el salario a cinco personas con el dinero de todos los valencianos para que la patronal tuviera liberados». «Todo esto sin acuerdo ni amparo legal, así es cómo gestionaba el PP», según indicó Isaura Navarro. «Desde Compromís denunciamos que se había cometido una ilegalidad en el hecho de que hubiera cinco personas pagadas por el erario público que no estaban realizando la labor docente por la que cobraban, ni en la escuela pública ni en la concertada», dijo.

Fotos

Vídeos