La policía busca a 128 menores desaparecidos en la Comunitat

Las Fuerzas de Seguridad rastrean el paradero de más 380 personas en la región, con 14 de los casos considerados de «alto riesgo»

ARTURO CHECA

Las familias de personas desaparecidas llevaban largo tiempo predicando en el desierto. Reclamaban que de una vez por todas se estableciera una base de datos por parte del Gobierno para constatar la dimensión del problema. El Ministerio del Interior ya lanzó el año pasado el informe 'Personas Desaparecidas España', estadística que repite este año, con motivo de la celebración mañana del Día de Personas Desaparecidas sin causa aparente.

Y las cifras -del recién nacido Centro Nacional de Desaparecidos (CND)- constatan que el problema de la desaparición de personas sigue siendo de tal magnitud como para no dejar de preocupar a la administración y Fuerzas de Seguridad. Un total de 384 personas permanecen en paradero desconocido y con su denuncia de búsqueda activa en la Comunitat, según los datos de Interior respecto a 2017. En el año anterior eran 330 las denuncias en vigor. Ojo, sólo 14 de los casos se califican por el Ministerio como de «alto riesgo».

Una desaparición se clasifica de alto riesgo cuando afecta a menores, salvo casos excepcionales en los que es evidente la voluntariedad de estos en la desaparición, como fugas de centros de internamiento o de menores. También se contabilizan los casos en los que, siendo mayores de edad las personas buscadas, su episodio pudiera tener un carácter forzado, como indicios de secuestro, no llegada a un destino sin explicación, desaparición sin portar efectos personales o abandono de un vehículo sin razón aparente.

El informe de Interior también pone sobre la mesa la existencia de 128 denuncias activas por el paradero desconocido de menores de edad en la Comunitat. No obstante, ninguno de estos casos es considerado de «alto riesgo» por Interior. Y es que, el propio informe explica cómo muchas de estas denuncias de desaparición se deben a fugas de adolescentes de centros de internamiento o acogida, que regresan al establecimiento sin que los responsables del centro lo notifiquen a las Fuerzas de Seguridad, por lo que la alerta persiste.

Secuestros de hijos

También secuestros' de hijos por parte de progenitores (la mayoría de las veces extranjeros), que se llevan a sus países de origen a sus vástagos menores. Sigue siendo un delito, pero no es «desaparecido de alto riesgo».

En toda España, la cifra de denuncias activas por personas desaparecidas es de 6.053. El dato supone casi el triple que las 2.929 contabilizadas en 2016, lo que no supone que el fenómeno de las desapariciones se haya disparado. «Se están registrando por las Fuerzas de Seguridad casos que continúan en vigor, anteriores a la puesta en marcha de la base de datos, en 2010», lo que engorda notablemente el cómputo final, como explica el propio informe.

Doce niños y 233 adultos son el principal desvelo de las Fuerzas de Seguridad. Los «desaparecidos de alto riesgo» en toda España. Mayores y menores que un día -sin explicación aparente, sin que mediaran problemas mentales o discusiones familiares- se esfumaron de la faz de la tierra.

El informe del CDA también recoge los delitos de sustracción de menores, algunos los mencionados raptos por ciudadanos extranjeros pero otros ocurridos entre españoles separados. Fueron 33 casos en la Comunitat el año pasado, frente a 323 en toda España.

Fotos

Vídeos