Mavi Mestre gana las elecciones pero se ve abocada a una segunda vuelta

Mavi Mestre gana las elecciones pero se ve abocada a una segunda vuelta
LP

La catedrática se disputará el Rectorado con Vicent Martínez y ambos buscarán atraer el electorado de Benau tras quedar apeada

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

Mavi Mestre se impuso ayer en la primera vuelta de las elecciones a rector o rectora de la Universitat tras conseguir el 43,17% del voto ponderado, seguida de Vicent Martínez, que acumuló el 36,75% y de María Antonia García Benau, que se quedó con el 20,07%. Al no alcanzar ninguno la mayoría absoluta se necesitará una segunda votación a la que pasan los dos primeros. Se celebrará el 6 de marzo.

Los resultados dan ventaja a Mestre, que tiene menos camino que recorrer para superar el 50%, aunque la comunidad universitaria es soberana y los datos ofrecen varias interpretaciones, por ejemplo desde la perspectiva de género o desde la del cambio. Ambas ideas se deslizaron ayer en las declaraciones a los medios, en las que los dos candidatos finalistas abrieron la puerta a integrar a miembros del equipo de García Benau en un intento de atraer a parte de su electorado. No deja de ser paradójico que la propuesta que ayer quedó apeada pueda tener la llave del gobierno de la Universitat durante los próximos cuatro años.

En este sentido, Mestre quiso destacar que los votos para elevar a una mujer al rectorado rebasaron el 60% (los suyos más los de García Benau) mientras que Martínez dijo que «las personas que optaron por una candidatura de cambio son mayoría» y que «el continuismo ha perdido».

Sobre las posibles integraciones, la primera se mostró «abierta a hablar» y dijo que «podría ser una opción» aunque siempre manteniendo a los miembros de su actual equipo, mientras que el segundo dijo que buscarán «el acuerdo» sin perder de vista «que es la comunidad universitaria la que vota». El voto ponderado implica que hay colectivos que tienen un peso mayor que otros en el resultado final. Los más influyentes son los catedráticos y profesores titulares, con un 51% del total, seguidos de los estudiantes (25%), los profesores no doctores o sin vinculación permanente (12,67%), el personal de administración y servicios (10%) y los investigadores en formación (1,33%).Mestre ha conseguido más votos en los tres primeros, lo que también puede interpretarse como una mayor ventaja de cara al día 6, y Martínez ha ganado en los dos últimos.

Este destacó que las diferencias no son muy grandes en los primeros estamentos y confió en recuperar terreno y Mestre reconoció que entre el PAS no había obtenido el apoyo esperado, algo que vinculó con la promesa electoral de las otras candidaturas de reducir la jornada a partir de 60 años, si bien recordó que en enero se conoció una sentencia del Supremo que ha anulado esta misma medida en Andalucía, de ahí que en su programa no hubiera sido tan directa, optando por otras alternativas viables como el teletrabajo. También es llamativo que la exvicerrectora de Profesorado se haya impuesto entre el colectivo donde se integra el profesorado asociado pese a que parte de la estrategia de sus rivales durante la campaña ha sido criticada por no haber abordado en los últimos años la problemática de estos docentes, que siguen de huelga indefinida. El escrutinio final se dio a conocer en el salón de actos del Rectorado en un acto institucional que tuvo momentos curiosos. Hubo quejas del equipo de Benau cuando Mestre dijo que los resultados implicaban «hacer historia», pues consideraron que se olvidaba de que aquella ya llegó a la segunda vuelta en 2010.

Mestre explicó que se refería a que es la primera vez que alcanza esa fase del proceso una mujer tras obtener el mayor número de apoyos en la primera votación. Campaña «limpia»También llamaron la atención los efusivos aplausos de la candidatura de Martínez al discurso de Benau, con sus miembros puestos en pie -ayer arrancaron los guiños de cara a futuras alianzas-, y tampoco pasó desapercibido el agradecimiento del catedrático al presidente de la Junta Electoral, Carlos Alfonso, por haber velado por un proceso «limpio», pese a que el mismo miércoles emitió un comunicado durísimo contra el pronunciamiento del organismo en relación al sondeo no oficial que agitó el final de campaña. En cuanto a García Benau, en su discurso agradeció los apoyos recibidos y el trabajo realizado por su equipo durante la campaña y terminó destacando su compromiso con la institución señalando que dará «lo mejor» por la Universitat.

Fotos

Vídeos