El incremento de matriculados en julio del pasado año agudiza las largas colas de las ITV

RAFAEL LÓPEZ VALENCIA.

Las colas de dos horas y media que algunos conductores viven durante este mes de julio cuando pasan la inspección técnica de sus vehículos se debe principalmente, según la Asociación de Entidades Concesionarias de la Comunitat Valenciana (AECOVA), a que el séptimo mes del año es el período en el que más vehículos se venden y matriculan, y por tanto, repercute al año siguiente cuando los automovilistas se ven obligados a pasar la ITV en julio, formando un colapso «habitual» e «inevitable».

Ante esta situación, el presidente de la Asociación, Manuel Trigo, aseguró a la Cadena SER que en esta multitud de conductores, también se encuentran aquellos que se anticipan a su revisión en agosto ya que tienen vacaciones, y que en cualquier caso, «no existe una solución posible» porque se trata de una circunstancia inapelable. Asimismo, subrayó que la coyuntura que viven las ITV en verano no se da solo «en nuestra autonomía, sino que sucede en todo el país».

Sin embargo, la Unión de Consumidores de la Comunitat alegó que si se tiene previsión de estas situaciones es posible actuar a tiempo a través de diferentes medidas como la contratación de más personal en las diferentes estaciones de las ITV.

Fotos

Vídeos