El humorista Arévalo acepta pagar a su asistenta de hogar para evitar el juicio

El cómico sale ayer de la Ciudad de la Justicia. / damián torres
El cómico sale ayer de la Ciudad de la Justicia. / damián torres

A. RALLO VALENCIA.

El conocido humorista Arévalo ha llegado a un acuerdo para evitar la celebración del juicio por la reclamación económica de la que fuera su asistenta de hogar. El cómico abonó ayer mismo los 600 euros para sellar la paz con su extrabajadora. Esta era la cantidad que faltaba para completar los 1.500 euros que le correspondían como indemnización tras ser despedida sin ninguna explicación.

El juicio estaba previsto para las 10.45 en un juzgado de lo Social de Valencia. Fuentes cercanas a la demandante aseguraron que la cantidad satisfecha también comprende el tiempo que la asistenta estuvo sin contrato en la vivienda de Arévalo, en una urbanización muy cercana a Valencia. En cambio, desde el entorno del cómico subrayan que la indemnización se ajusta únicamente al periodo que estuvo dada de alta en una de las empresas de Arévalo aunque, en realidad, no desempeñaba ninguna función allí.

Tras el acuerdo, Arévalo abandonó la Ciudad de la Justicia acompañado por un amigo. LAS PROVINCIAS informó ayer de la demanda de su asistenta de hogar. La mujer denunciaba que durante varios meses trabajó en negro y posteriormente con contrato, pero hacía diez horas más de las estipuladas. Cobraba algo más de 700 euros al mes. Tenía una discapacidad del 45%.

Fotos

Vídeos