La huelga de maquinistas de Renfe afectará a la campaña de Fallas

Trenes de Cercanías en la estación del Norte de Valencia./LP
Trenes de Cercanías en la estación del Norte de Valencia. / LP

Los paros, que arrancan este viernes y se prolongarán hasta el día 14, se realizan por la falta de personal y de inversiones en Cercanías

I. DOMINGO / AGENCIASValencia / Madrid

El bloqueo en la contratación de personal y la falta de inversiones en Cercanías están detrás de la convocatoria de huelga de los maquinistas de Renfe, presentada ayer en toda España por el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) y que, en el caso de Valencia, afectará al inicio de la campaña de los días con mayor actividad de las Fallas.

Así, los trabajadores han convocado paros para los días 2, 9, 11, 12, 13 y 14 de este mes para todos los servicios ferroviarios: Cercanías, Media y Larga Distancia, AVE y Mercancías. Según los datos facilitados por el sindicato, están llamados a secundar la huelga 5.500 trabajadores del personal de conducción, de los que 650 pertenecen a mercancías y el resto a transporte de viajeros.

El próximo viernes, en caso de que no haya acuerdo de última hora entre el sindicato y el Ministerio de Fomento, la huelga será de 24 horas mientras que el resto de jornadas los paros se distribuirán por franjas: viernes 9 (día en el que se produce el tradicional encendido de las luces de Ruzafa y Malvarrosa), de 12.00 a 16.00 horas y de 18.00 a 22.00 horas ; domingo 11, de 19.00 a 23.00 horas; lunes 12, de 05.00 a 09.00 horas, de 14.00 a 16.00 horas y de 18.00 a 22.00 horas; martes 13, de 05.30 a 9.30 horas, de 13.00 a 15.00 horas y de 19.00 a 23.00 horas; y el miércoles 14, de 06.00 a 10.00 horas.

En la red ferroviaria de la Comunitat circulan a diario, con origen y destino la provincia de Valencia, alrededor de medio millar de trenes entre viajeros y mercancías. El servicio que concentra el mayor número de operaciones es el de Cercanías, con 360 convoyes cada día. En este caso, los servicios especiales de 24 horas arrancan el día 16 aunque Renfe suele reforzar las frecuencias los fines de semana coincidiendo con el disparo de las mascletaes.

En la última convocatoria de huelga, celebrada en julio del año pasado a instancias de CGT, los servicios mínimos se establecieron entre el 80% y el 50% para horas punta y valle, respectivamente. No fue la única reivindicación de 2017 pues en abril se movilizaron los empleados de los servicios a bordo de los trenes y, en junio de 2016, los maquinistas de Semaf.

Precisamente el secretario general de este sindicato, Juan Jesús García Fraile, denunció ayer «continuos fallos y carencias en la operación diaria» tanto en la conservación de infraestructuras y del material rodante como en la gestión dentro de la empresa ferroviaria. En este sentido, el representante del Semaf criticó «la profunda desinversión que afecta de manera grave al mantenimiento de la infraestructura, sobre todo en lo que no es alta velocidad». «Se ha dejado de lado la parte convencional, sobre todo Cercanías», señaló García Fraile.

Los maquinistas también criticaron el bloqueo en la contratación de nuevo personal, que impide incorporar conductores para cubrir las bajas voluntarias que se están produciendo. Según explicaron, Renfe atribuye la paralización en los contratos al hecho de no contar con la pertinente autorización del Ministerio de Hacienda.

Fotos

Vídeos