El hospital de Serra marca con un pijama de otro color a los pacientes con riesgo de fuga

Un enfermo en el hospital Doctor Moliner de Serra./Damián Torres
Un enfermo en el hospital Doctor Moliner de Serra. / Damián Torres

El sindicato CSIF considera que la medida es «discriminatoria» y la pone en conocimiento del Síndic de Greuges

LAURA GARCÉS VALENCIA.

«A los pacientes identificados con un posible riesgo de fuga se les dotará de un pijama distintivo (color diferente)». Es una de las últimas indicaciones que ha dado la dirección del Hospital Doctor Moliner -más conocido como hospital de Serra- al personal sanitario para controlar a los enfermos y que ha despertado la indignación del sindicato CSIF. Esta formación considera que la medida es «discriminatoria» y como consecuencia de ello está dispuesto a poner este hecho en conocimiento de la Sindicatura de Greuges.

La iniciativa que ha alertado a la representación sindical forma parte de un conjunto de «medidas a adoptar» que la dirección del centro sanitario puso en conocimiento del personal. El escrito, al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, señala que «ocasionalmente en nuestro hospital ingresan pacientes con desorientación que pueden en algún momento fugarse» y también reciben pacientes «con vigilancia de seguridad y sobre todo por ingreso involuntario o forzoso por orden judicial». El riesgo de fuga de los enfermos es lo que ha llevado a los responsables del centro a ordenar que llevan un pijama distintivo.

Fernando García, representante de la formación sindical, concretó que el mencionado escrito lleva fecha del 29 de diciembre y confirmó que se trasladó a todos los trabajadores. Son varios los puntos sobre los que el CSIF ha mostrado desacuerdo, pero el más grave se refiere al pijama de otro color. Consideran que supone «una discriminación», pues comporta una «identificación del paciente y desconocemos si llevarán una letra o un símbolo para que todos los demás pacientes, familiares, trabajadores y voluntarios se fijen sólo en ellos».

García indicó que ya han iniciado las gestiones para comunicarlo al Síndic de Greuges porque un paciente no tiene por qué «ser identificable públicamente» y también porque incluye algunas medidas que califican de «despropósito», pues a su juicio llevan a que personal sanitario tenga que realizar labores de vigilancia.

El Doctor Moliner es un centro destinado a enfermos crónicos o de larga estancia. Dispone de unidad de cuidados paliativos oncológicos, de daño cerebral, convalecencia, larga estancia, grupo de tratamiento de úlceras y rehabilitación.

Las críticas del CSIF se detienen también en la medida que apunta a que los «controles son de estructura cerrada, deberán de mantener la puerta abierta generalmente». Esta disposición disgusta al entender que «mantener puertas abiertas de los controles implica aumentar robos personales y de medicación».

Personal y voluntarios

También ha generado las críticas del sindicato la llamada que la dirección del centro sanitario realiza a a través del escrito a «insistir al voluntariado en el acompañamiento de estos pacientes», algo que entiende la formación sindical que «desvirtúa su función social. A los voluntarios no se les puede pedir que actúen como guardias de seguridad; su función es afectiva, de acompañar a los enfermos». La enumeración de quejas no termina en este punto. Tampoco satisface que se haya dispuesto con respecto a las puertas de emergencias en todas las salas comprobar «en cada turno si la alarma suena».

En ello ha visto el CSIF que los profesionales, igual que los voluntarios, «no pueden actuar como personal de seguridad». La suma de críticas que ha generado el escrito en la formación sindical llevan a su representante a señalar que lo primero «que debería haber es un protocolo para estos casos».

La comunicación del hospital parte del planteamiento de evitar al máximo el riesgo de fuga. Recuerda que cuentan con medios como vigilancia privada o pulseras de localización, entre otras, ,pero añade que es responsabilidad de los trabajadores procurar que el paciente reciba la atención necesaria y proporcional a su estado, de ahí las mencionadas «medidas a adoptar».

Fotos

Vídeos