El Hospital Clínico comienza hoy a reparar la aluminosis pero deja sin fecha las catas

Área quirúrgica de la segunda planta del Hospital Clínico.
Área quirúrgica de la segunda planta del Hospital Clínico. / irene marsilla

El centro coloca bancos junto a la sala de espera cerrada por la detección de dos viguetas dañadas en un despacho del área quirúrgica

LAURA GARCÉS VALENCIA.

La reparación de las dos viguetas del Hospital Clínico en las que se ha detectado aluminosis empieza hoy. Las obras se llevarán a cabo en fin de semana con la previsión de que en pocos días estén finalizadas. Quedará pendiente la realización de las catas en distintos puntos del centro sanitario para determinar si hay más áreas afectadas por esta patología de las construcciones. Esta actuación, por el momento no tiene señalada fecha de inicio, tal como confirmó ayer la dirección del centro sanitario de la avenida Blasco Ibáñez.

Las fuentes consultadas destacaron que la «urgencia» con la que se acomete la intervención responde al interés de que se lleve a cabo «en el menor tiempo posible», si bien advirtieron de que hay que tener en cuenta que no se requieren muchos días. Una semana es el plazo previsto, tal como apuntaron el jueves.

Estos trabajos llegan después de que los responsables de la gestión del hospital confirmaran el jueves que habían apuntalado un despacho del área quirúrgica de la segunda planta. También cerraron la sala de espera de esa zona y dos habitaciones de la planta superior, la tercera, tras detectarse la presencia de cemento aluminoso en dos viguetas. Ambas serán ahora sustituidas por otras de «diferente material y más resistente».

Queda determinar «cuándo empezarán las catas». Se desconoce también por dónde empezarán los exámenes de la edificación, así como en qué puntos actuarán los técnicos para obtener la información necesaria sobre el estado de la construcción y de esa manera poder determinar el grado de afección que pueda existir.

Comisión de seguimiento

La situación desencadenada en torno a la presencia de cemento aluminoso ha despertado la reacción del sindicato UGT. Esta formación sindical, que en distintas ocasiones ha denunciado las muestras de «deterioro» y la necesidad de ampliación del Hospital Clínico, adelantó ayer a LAS PROVINCIAS que tiene previsto solicitar la constitución de una comisión de seguimiento de los trabajos de reparación y de las catas que se realicen.

José Santamaría, representante de la formación sindical en la junta de personal, explicó que de esa manera quieren «conocer cómo se vaya desarrollando el proceso de catas» y las acciones que en función de las mismas se vayan sucediendo.

La detección del problema llegó de manera casual en el transcurso de acciones de acondicionamiento de las instalaciones. Ahora, cuando va a comenzar la reparación, y mientras sigue cerrado el despacho afectado y la sala contigua, la dirección del Hospital Clínico ha previsto la colocación de bancos junto a la estancia destinada a espera de quirófanos que se ha clausurado. De esta manera se quiere suplir la supresión de «unas veinte» plazas que, según el hospital, ofrece la mencionada sala de espera.

La situación con la que se encontraron los responsables del centro sanitario mientras acometían los trabajos de acondicionamiento llevaron el jueves a la convocatoria de una reunión de carácter urgente con los representantes de los trabajadores, con los miembros de la junta de personal.

Fue en ese encuentro cuando ya se adelantó la necesidad de una reparación en las viguetas y la realización de catas en el edificio.

La zona afectada se encuentra en uno de los bloques más antiguos del complejo sanitario de la avenida Blasco Ibáñez. Desde el primer momento la dirección del Clínico aseguró que no se han visto «síntomas» de una afección similar en otros puntos de las instalaciones.

Más

Fotos

Vídeos