«A mi hija la han amenazado de muerte y hace un mes que no va al colegio»

Una familia valenciana denuncia ante la Policía Nacional, la Guardia Civil y la conselleria el acoso que sufre una menor en un centro educativo

D. GUINDO Valencia

El caso de una menor que, supuestamente, está siendo acosada en un centro educativo valenciano ya ha llegado a la Fiscalía. Su familia ha tenido que presentar denuncias tanto ante la Policía Nacional como la Guardia Civil. Previamente lo había comunicado al centro educativo y esta misma semana ha acudido también a la propia Conselleria de Educación, departamento que asegura que se ha activado el plan Previ. «A la niña la han amenazado de muerte», relata su madre, quien lamenta que la joven esté tomando medicación bajo prescripción médica por los ataques de ansiedad que viene sufriendo desde prácticamente el inicio de curso. Fruto de este acoso que presuntamente lleva a cabo un compañero de clase, que en la actualidad reside en un centro de menores, su hija lleva prácticamente un mes sin acudir al centro educativo. «Nos preocupa que pierda la evaluación y nos puedan culpar de absentismo escolar, pero lo primero es su seguridad», añade la progenitora, cuya identidad, así como la de la joven y el nombre del centro este diario prefiere mantener en el anonimato.

En las denuncias presentadas, detallan que, desde finales de septiembre, la joven viene sufriendo «un acoso continuado» por parte de un compañero de clase, quien le solicita continuamente que sea su pareja y, ante el rechazo de la chica, le advierte de que «como estés con otra persona te voy a pegar, te voy a mandar a unas amigas para que te peguen y, si estás con otro, aunque no le conozca, también le voy a pegar». También denuncia que ha sido coaccionada en varias ocasiones, tanto en el centro como de camino a casa, y ha recibido notas amenazantes: «que sepas que eres mía, que con quien te vea lo voy a matar», apunta una de ellas.

Su familia resalta la agresividad del joven. «Lo echaron del centro por agredir a un chico y no es la primera vez», apunta su madre, quien lamenta tener que acudir a la vía judicial después de que el centro no haya resuelto el problema.

Fotos

Vídeos