La Guardia Civil recibe el respaldo de los valencianos en el día de su patrona

Desfile. Guardias civiles marchan con la bandera tras el homenaje recibido. / JUAN J. MONZO

El delegado del Gobierno defiende la «unidad e integridad» de España y apuesta por respetar «el orden constitucional»

ARTURO CERVELLERA

Valencia. El tradicional homenaje a la Guardia Civil que tiene lugar en la festividad de la Virgen del Pilar, patrona del cuerpo, fue ayer respaldado de forma masiva por la sociedad valenciana. Centenares de ciudadanos acudieron ayer al acto del Acuartelamiento de Cantarranas que tuvo lugar en Valencia para apoyar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en un momento especialmente complicado para las mismas con la crisis catalana.

La ceremonia; que congregó a cientos de guardias civiles, policías nacionales y locales; tan sólo estaba previsto para los homenajeados, así como para sus compañeros, familiares, autoridades civiles y militares, pero fueron muchos los valencianos que se acercaron al cuartel portando banderas de España y cantando proclamas como «Viva España», «Viva el Rey», «Viva la Guardia Civil» o «No estáis solos». La ceremonia en la que se condecoró a guardias civiles, policías y otros miembros de la sociedad civil, estuvo encabezada por Juan Carlos Moragues, delegado del Gobierno en la Comunitat, y también participaron Gabriela Bravo, consellera de Justicia; Anaïs Menguzzato, concejal de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de Valencia y la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), Pilar de la Oliva.

A la cita acudieron representantes del PP como Isabel Bonig, presidenta de los populares valencianos; Alejandro Font de Mora, vicepresidente de Les Corts, diputados como María Bernal o Vicente Betoret y Eusebio Monzó, portavoz popular en el cap i casal. Los socialistas estuvieron representados por Ana Botella, diputada en el Congreso, y otros representantes como Ramón Vilar, concejal de Hacienda, mientras que en nombre de Ciudadanos acudieron Juan Córdoba, portavoz adjunto, y Fernando Giner, portavoz autonómico. También estuvieron presentes Alexis Marí, diputado no adscrito, y la europarlamentaria Carolina Punset. No hizo acto de presencia ningún miembro de Compromis ni de Podemos.

Durante todo el homenaje estuvo presente de una manera u otra la situación actual de Cataluña. De hecho, se suspendió el habitual 'vino de honor' por respeto a las unidades desplazadas a la comunidad vecina. Moragues lamentó durante su discurso que el Gobierno catalán se empeñe «en sembrar el desafecto, el enfrentamiento y la ruptura» y defendió que el diálogo solo puede tener lugar «respetando el orden constitucional». El delegado del Gobierno recordó a las unidades desplazadas que no están «solos» y quiso destacar que están llevando a cabo su cometido «para cumplir con su obligación», pese a que en ocasiones estén «padeciendo la hostilidad y agresividad» de «algunos que no les quieren allí solo por vestir el uniforme».

Moragues no dudo en defender la «unidad e integridad» de España e incidió que el Gobierno se opone a este «golpe a la carta magna». Para el responsable estatal la sociedad valenciana aprecia el trabajo de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y recordó que durante la procesión cívica del 9 d'Octubre fueron recibidos entre vítores y aplausos. Un trabajo con el que indicó que el Ejecutivo central se siente «orgulloso».

El coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Amador Sánchez Escalada, también se sumó al reconocimiento del «compromiso» y el «buen trabajo diario» de los agentes del cuerpo, «a pesar de las dificultades» e hizo especial mención a los que están desplazados en Cataluña «en defensa del orden constitucional», que señaló que cuentan con «el respaldo» de los valencianos. Escalada subrayó el alto grado de coordinación que hay entre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y manifestó el apoyo que estos tienen por parte de la sociedad valenciana.

Uno de los momentos más emotivos del acto fue cuando se concedió la distinción a título póstumo al subinspector de la Policía Nacional Blas Gámez, asesinado recientemente en acto de servicio, que fue recogida por la viuda del subinspecor y por sus hijos, que fueron arropados con un caluroso aplauso. Una vez terminada la ceremonia, se realizó un pequeño desfile a la salida del cuartel donde estaban congregados ciudadanos expectantes. Representantes de las diferentes unidades de la Guardia Civil clausuraron la jornada marchando mientras sonaba el himno nacional.

Fotos

Vídeos