La Generalitat presenta una estrategia de infraestructuras y transporte sin presupuesto

Puig, junto a Salvador y los empresarios. / EFE/Manuel Bruque

Puig, que espera tener listo el plan tras el verano, asegura que las actuaciones estarán definidas por criterios objetivos y no políticos

I. DOMINGO

valencia. Un programa que abarque las infraestructuras, las políticas de movilidad y el transporte en la Comunitat hasta 2030. Es el objetivo con el que la Generalitat reunió ayer a empresarios, contratistas de obra pública y sindicatos para trazar las líneas maestras de las carreteras, ferrocarriles, vías ciclopeatonales y transporte interurbano.

Un programa, denominado 'Uneix', del que pocos más detalles se ofrecieron ayer, ya que no se abordaron ni las actuaciones ni se cuantificó el presupuesto necesario para su desarrollo. Eso a pesar de que la intención del jefe del Consell, Ximo Puig, es que se apruebe en otoño «con el máximo respaldo posible».

Así, según Puig, este acuerdo debe permitir alejar las infraestructuras del «cortoplacismo, la arbitrariedad y el amiguismo» y tiene que basarse en «criterios objetivos», para superar así el plazo de una legislatura, que mejoren «la competitividad de las empresas y la vida de los valencianos», además de contribuir a generar «certidumbre en inversores, empresas y ciudadanos.

Los objetivos de 'Unexix' son buscar la sostenibilidad económica, social y medioambiental y dar solución a los cuellos de botella económicos, a través de acciones como la mejora de la conexión con el corredor mediterráneo, la articulación y vertebración de los núcleos urbanos o la implantación de alternativas a modelos de movilidad «ineficaces e insostenibles»

La Agenda Valenciana de Infraestructuras (que ya se entregó al Ministerio de Fomento), los planes de movilidad que redacta la Conselleria de Obras Públicas o el mapa concesional del transporte servirán como base de trabajo de un programa que tampoco ha cuantificado las fórmulas de colaboración público-privada. No obstante, Puig mostró su disposición a la colaboración público-privada. En este sentido, explicó que están «pendientes» de que el Ministerio de Fomento defina el marco ya que el plan extraordinario de carreteras (dotado con 5.000 millones) contempla esta fórmula de inversión.

El acto contó con la presencia del presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro; los sindicatos UGT y CC. OO. y representantes de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, además de la consellera de Obras Públicas, María José Salvador.

También estuvieron el presidente de la Federación de Contratistas de Obra Pública, José Luis Santa Isabel, o el director gerente de la Cámara de Contratistas, Manuel Miñés, quienes remarcaron la necesidad de contar con una planificación en infraestructuras que vaya «más allá de una legislatura».

Fotos

Vídeos