Gandia propone a las localidades vecinas elaborar un plan para capturar medusas

LEYLA GALLEGO GANDIA.

La Cofradía de Pescadores en colaboración con el Ayuntamiento de Gandia lleva seis años realizando una campaña para limpiar sus playas de medusas. Desde el gobierno, apuntan la necesidad de aunar esfuerzos con las localidades vecinas para reducir el problema. Así lo ha planteado el concejal de Gestión Responsable, Xavier Ródenas, quien explicó que se trata de una «población móvil», y «aunque en Gandia se realizan labores de limpieza, la marea puede traerlas desde las playas colindantes».

Una embarcación de la Cofradía sale dos veces por semana a recoger las medusas que se encuentran cerca de la costa durante los meses de julio y agosto, y si es necesario la campaña se alarga hasta la primera quincena de septiembre.

Se trata de una iniciativa del Ayuntamiento, que financia los costes para mejorar las condiciones de los bañistas, y para compensar la reducción de horas de trabajo de los pescadores durante la temporada estival.

Este acuerdo se inició en la pasada legislatura, y aunque no existe un convenio por un tiempo determinado, cada primavera ambas partes se reúnen y acuerdan las pautas a seguir. Esta iniciativa está asesorada por los profesionales del Campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València que propuso reducir el número de medusas que se eliminaban en los años anteriores, para no terminar con la especie que da de comer a muchos peces. Las aguamalas que se recogen del mar son rociadas con lejía por los pescadores para más tarde lanzarlas a un contenedor especial para este tipo de deshechos.

Ródenas declaró que se encuentran a la espera de una subvención que permitiría «financiar el coste de sacar la embarcación más días a la semana si fuese necesario».

Desde la Cofradía aseguran que esta temporada «no hay tantas medusas como otros años, pero como en las playas colindantes no realizan tareas de limpieza, estas llegan hasta nuestra costa».

Fotos

Vídeos