Funcionarios denuncian que la saturación de presos en la cárcel de Picassent se agudiza

Funcionarios de Acaip, ayer, en su campaña informativa. / d. torres
Funcionarios de Acaip, ayer, en su campaña informativa. / d. torres

MARIA BARBER

valencia. Alberto Téllez, delegado de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) y miembro de la ejecutiva nacional, aseguró ayer que la prisión de Picassent «tiene más de 2.300 internos cuando no deberían haber más de 1.400». Según el responsable sindical, «la saturación, unida a la falta de personal, supone que haya módulos de 140 o 150 internos donde solo hay dos funcionarios cuando debería haber como mínimo tres».

Para denunciar este y otros problemas con los que se encuentran los funcionarios desde hace años, Acaip realizó ayer una concentración en la entrada de la delegación del Gobierno de Valencia. Durante la protesta, los miembros del sindicato regalaron chorizos y folletos informativos a los viandantes. Téllez lo calificó como «una acción simbólica» para dar a conocer su situación a los ciudadanos. Acaip contabilizó 360 agresiones a funcionarios durante el año pasado y anunció nuevas movilizaciones.

Fotos

Vídeos