Un funcionario de Alicante acumula más de 12 años de baja laboral desde 2001

Hospital psiquiátrico Doctor Esquerdo/Álex Domínguez
Hospital psiquiátrico Doctor Esquerdo / Álex Domínguez

La corporación provincial insta al Instituto Nacional de la Seguridad Social a que le conceda la incapacidad laboral permanente

EFE

Un funcionario de la Diputación de Alicante ha acumulado 4.453 días (12 años y 2 meses) de baja por enfermedad entre 2001 y 2016, según datos de la propia corporación provincial, que va a instar al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) a que le conceda la incapacidad laboral permanente.

Desde ese año 2001 y hasta la actualidad, el trabajador, que es auxiliar sanitario en el hospital psiquiátrico Doctor Esquerdo, ha ido enlazando las bajas con las vacaciones a las que tiene derecho.

El diputado provincial responsable del área de Personal, Alejandro Morant, ha asegurado a los medios de comunicación que la situación es "completamente legal", aunque "ética y moralmente no lo parezca".

Morant ha informado de que la institución llegó a abrirle "un expediente disciplinario" por su absentismo, así como otro para "retraerle los haberes cobrados" durante sus largas ausencias de su puesto de trabajo.

No obstante, los propios servicios médicos de la Diputación lo han declarado no apto para el trabajo desde hace dos años y medio, pues sufre una patología que no se ha hecho pública por tratarse de un dato confidencial.

En siete ocasiones, las bajas laborales disfrutadas por el empleado, todas ellas certificadas por médicos de cabecera, tuvieron un año de duración y tres de ellas se alargaron hasta el año y medio.

Un tribunal médico del INSS ha examinado su caso y le ha denegado la incapacidad laboral permanente en tres ocasiones, según los datos con que cuenta la corporación provincial.

"Hemos puesto de manifiesto esta situación ante la Dirección de Ordenación del Instituto Nacional de la Seguridad Social, pero nos han aconsejado que acudamos a la vía contencioso-administrativa si no estamos de acuerdo", ha indicado Morant.

El también vicepresidente de la Diputación atribuye esta situación a un "vacío legal" provocado por un cambio normativo registrado en 1993, cuando los trabajadores de las administraciones locales pasaron a depender de la Seguridad Social.

"En otras ocasiones podríamos haber planteado ir contra la valoración del INSS, pero no teníamos argumentos jurídicos porque la inspección médica era negativa", ha precisado el responsable de Personal.

En este sentido, ha explicado que los servicios jurídicos de la institución están estudiando recurrir la decisión de la Seguridad Social para que el auxiliar obtenga la incapacidad laboral, ya que es la "única salida" que le queda.

No obstante, ha informado de que se está estudiando la posibilidad de readaptar un puesto de trabajo a la medida del funcionario, que está actualmente de baja, aunque sigue sin trabajar y solo debe acudir media hora cada semana a revisión a un departamento de salud laboral.

Morant ha defendido la labor que desempeña a la plantilla de trabajadores públicos de la Diputación de Alicante, entre los que el grado de absentismo solo ronda el 5 por ciento, y ha pedido que este "caso puntual" no se "extrapole a todo el colectivo".

Fotos

Vídeos