Fomento ya tramita el tercer carril pendiente entre Valencia y Sagunto

Las obras, con un presupuesto de licitación de 6,4 millones, servirán para descongestionar el tramo y mejorar el paso de los trenes

ISABEL DOMINGO VALENCIA.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, parece decidido a ir dando respuesta a las reclamaciones de los empresarios valencianos sobre el corredor mediterráneo. Confirmada la intención de dotar de doble plataforma de alta velocidad al trazado Valencia-Castellón, como anunció a comienzos de mes en la capital de la Plana, el ministerio ya ha dado los primeros pasos para la fase previa, es decir, para completar la instalación del tercer carril.

Porque, en un primer momento, en el tramo entre las dos capitales únicamente se colocó tercer hilo en una de las vías y la otra se mantuvo en ancho ibérico. En concreto, se implantó ancho internacional en el lado montaña desde Valencia a Sagunto y en el lado mar entre Sagunto y Castellón. De hecho, es el trazado en el que actualmente se están realizando, desde el pasado 20 de marzo, las pruebas de la alta velocidad.

Sin embargo, ya el pasado junio, el ministerio avanzó que se instalaría el tercer carril pendiente en todo el trazado, aspecto que confirmó De la Serna durante su última visita a Castellón. La previsión es que las obras en la segunda vía (lado mar hasta Sagunto y lado montaña hasta Castellón) comiencen una vez entre en servicio la primera fase, lo que permitirá descongestionar un tramo saturado y dar mayor capacidad de gestión para el paso de trenes de mercancías y viajeros.

El anuncio se materializó ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que recogía la licitación, a través del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), del suministro y transporte de traviesas de tres hilos para la implantación del ancho estándar en el corredor mediterráneo entre Valencia y Castellón. Es la llamada fase 2 y afectará al subtramo Valencia-Sagunto.

Este contrato, que tiene un presupuesto de licitación de 6,49 millones (IVA incluido), tendrá que completarse con el de la ejecución de las obras pero responde a la petición de empresarios y Consell de que se avancen los trámites. La previsión de Fomento es que el lado de vía que ya cuenta con tercer carril pueda estar operativo antes de que finalice el año, momento en que arrancarían los trabajos en la vía pendiente.

No es el único contrato que ayer pasó por el BOE, ya que también se publicó la licitación de las traviesas para el subtramo Martorell-San Vicenç de Calders por importe de 8,09 millones (IVA incluido). Se trata de un punto del corredor mediterráneo en el que todavía no se han ejecutado obras.

Por otro lado, en el caso de la conexión ferroviaria entre Valencia y Zaragoza, se ha puesto en servicio un nuevo tramo del sistema de comunicación tren-tierra. Así, si el pasado día 4, finalizó la primera fase del proyecto (64 kilómetros) en el tramo Caminreal-Teruel, desde este jueves está operativo el de Bifurcación de Teruel-Arañales de Muel (21,9 kilómetros), lo que permitirá mejoras las condiciones de explotación de la línea.

Más

Fotos

Vídeos