Fomento destina 420 millones para obras en carreteras de la Comunitat

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el director de LAS PROVINCIAS, Julián Quirós, ayer, en el coloquio. / jesús signes
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el director de LAS PROVINCIAS, Julián Quirós, ayer, en el coloquio. / jesús signes

De la Serna afirma que el proyecto de la V-21 sigue adelante y detalla que el tramo entre Castellón y Vandellós sólo tiene un 17% de ocupación

J. SANCHIS/I. DOMINGO VALENCIA.

«Hay una clarísima apuesta del Gobierno de España por Valencia. Es un compromiso de Rajoy, convencido de la necesidad de ir mejorando las infraestructuras de esta tierra». Así concluyó el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, su intervención en el foro organizado por LAS PROVINCIAS y el Banco Santander, en el que, a lo largo de casi una hora, el ministro desgranó los proyectos de su departamento en la Comunitat.

«Se está haciendo todo lo que se puede con todos los recursos que tenemos», resaltó al tiempo que reconoció que «se han desatascado» una parte importante de proyectos. Es el caso del área de carreteras, donde De la Serna cifró en 420 millones las obras que se están ejecutando actualmente o se encuentran en licitación, como el caso de la V-21 o la duplicación de la carretera de acceso al aeropuerto de Alicante. Una cifra a la que habría que sumar otros 40 millones de la partida de conservación viaria, según las cifras que facilitó el ministro.

Carreteras Luz verde a Torrevieja y en estudio las mejoras de la V-31

«Algo hemos hecho», insistió Íñigo de la Serna ante un auditorio integrado por empresarios y personalidades de la sociedad valenciana. Y desgranó proyectos viarios en ejecución como las variantes de la Font de la Figuera, Cullera-Favara y Benissa (N-332), el paso inferior de Xirivella para conectar la V-30 con la A-3 o el puerto de Querol.

Además, avanzó la previsión de que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publique hoy las licitaciones de las variantes de la N-332 de Torrevieja (cuyo proyecto correspondía a la Generalitat) y del acondicionamiento de la N-232 entre Masía de Torreta y Morella, con presupuestos de 40 y 20 millones, respectivamente.

Más información

Entre las previsiones para 2018, Fomento baraja el tercer carril de la A-7 entre Nules y Sagunto (primer trimestre de 2018, 60 millones), la duplicación de la N-220 de acceso al aeropuerto de Manises o las mejoras de la V-31 entre Silla y Valencia, cuyo proyecto se encuentra en redacción. De la Serna también incluyó en este paquete de actuaciones la propuesta de ampliación del by-pass, retomada por el ministerio en 2014 y que actualmente tiene en trámite la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y la redacción de los proyectos de construcción.

V-21 El proyecto se mantiene y las ofertas se conocerán el lunes

Mención aparte tuvo la ampliación a un tercer carril de la V-21, actualmente en licitación y con la oposición del Ayuntamiento de Valencia por la afección sobre la huerta. El ministro de Fomento fue tajante en este tema: o se acomete el proyecto o se pierde la inversión, que asciende a 28,9 millones. «He venido aquí en 12 ocasiones y nadie me habló de esta vía», criticó, además de recordar la moción del Ayuntamiento en 2015 reclamando la infraestructura y la de Compromís en mayo para incluirla en los presupuestos.

De la Serna desveló que el próximo lunes se realizará la apertura de las ofertas técnicas de la treintena de empresas presentadas al concurso y, un mes después, se abrirán las ofertas económicas. Un proceso que debería haberse realizado el pasado día 30 pero se retrasó. «Hemos hecho algo que nunca antes había visto en política», dijo. «Deshacer un proyecto dos días antes de adjudicarlo es manifiestamente ilegal», advirtió para insistir en que el proceso administrativo sigue su curso.

De la Serna insta al Ayuntamiento y la Generalitat a abordar el acceso norte al puerto

Además, recordó que el Consistorio valenciano todavía no ha remitido la anunciada propuesta alternativa tras la suspensión de la reunión prevista para el pasado viernes. Fuentes cercanas al gobierno municipal explicaron que ese plan propone reducir la cantidad de expropiaciones y realizar únicamente las necesarias, ya que el documento ministerial incluye reserva de suelo para futuras ampliaciones. También se pide que se excluya la conexión con el acceso norte.

Respecto a este tema, De la Serna instó al Ayuntamiento y a la Generalitat a aclarar sus posiciones, ya que el primero quiere anular la reserva de suelo en el Plan General y el Consell «ahora quiere estudiarlo en el Plan de Movilidad», en referencia al ramal de entrada pendiente de ejecución para enlazar la V-21 y el bulevar de Serrería. Por ello, el ministro instó a mantener una reunión para abordar el asunto.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, presente en el foro LAS PROVINCIAS, aseguró no entender la oposición al túnel de acceso norte al puerto e indicó que «lo que resulta curioso es que el túnel pasante sí que sea aceptado pero el túnel del puerto no sea aceptable, si Valencia está llena de túneles».

Corredor mediterráneo La reducción del viaje a Barcelona, más cerca

Tras el repaso a las carreteras, llegó el turno del ferrocarril, «la niña bonita» del ministerio. De la Serna reafirmó el compromiso del Gobierno con el corredor mediterráneo y avanzó que el lunes 20 habrá «un hito importante» ya que se pondrá en tensión la nueva variante entre Vandellós y Tarragona. Es el paso previo para su puesta en servicio, prevista para la primavera de 2018 ya que las obras, que han costado 650 millones, terminarán a finales de año.

Esta actuación es la que permitirá acortar media hora el tiempo de viaje en tren entre Valencia y Barcelona, además de eliminar el actual trazado en vía única por la zona costera del sur de Tarragona.

Sobre la decisión de no duplicar el tramo de vía entre Castellón y Vandellós, cuyos contratos se rescindieron y se redactan los nuevos, el ministro detalló que la capacidad actual es del 17% con una previsión de crecimiento hasta el 26%. A su juicio, el desdoblamiento de vía supondría una inversión de 2.500 millones.

«Para reducir menos de diez minutos el tiempo de viaje y tener las plataformas vacías la mayor parte del tiempo, no es eficiente», detalló. «Hay capacidad suficiente», remarcó De la Serna.

También anunció la próxima licitación del montaje de vía entre L'Alcúdia y La Encina, con un coste de 16 millones, para transferir los servicios que se prestan por la línea convencional y así transformar el trazado actual de ancho ibérico en internacional. En este tramo del corredor también se van a sacar a concurso la señalización, las comunicaciones y su mantenimiento durante veinte años por 294 millones.

Ferrocarril El tren de la costa, en impacto ambiental

Además del corredor mediterráneo, De la Serna también hizo referencia al eje cantábrico-mediterráneo, que precisamente ayer la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) defendía en Navarra y La Rioja, donde presentó el estudio de demanda realizado. En este sentido, el ministro de Fomento recordó que las mejoras que está acometiendo su departamento, como la supresión de limitaciones de velocidad, ejercerá como atracción de empresas.

El tren de la costa, actualmente en fase de tramitación ambiental; el plan de Cercanías de 800 millones; o la situación del Parque Central, donde el ministerio asumirá el coste del túnel pasante (880 millones) y de la estación Central (1.000 millones) fueron otros de los asuntos abordados por De la Serna en el foro LAS PROVINCIAS. También repasó el buen estado, traducido en cifras de crecimiento, del puerto y el aeropuerto de Valencia.

Más

Fotos

Vídeos