Fomento desbloquea el tercer carril pendiente de la V-21 entre Carraixet y Valencia

La V-21, en su entrada a Valencia. / damián torres

El proyecto, que saldrá a licitación por 28,99 millones, permitirá mejorar el acceso a la ciudad y evitar atascos

Isabel Domingo
ISABEL DOMINGOValencia

Respiro para los conductores que a diario, y especialmente los fines de semana de verano, sufren los atascos de entrada por la V-21. Habrá tercer carril desde el Carraixet (Alboraya) hasta Valencia, es decir, en el tramo que quedó pendiente tras la ampliación de esta carretera desde Puçol en 2014.

El Ministerio de Fomento ha desbloqueado la ejecución del tercer carril de la V-21, que saldrá a licitación con un presupuesto de 28,99 millones. La aprobación de este proyecto estaba en el cajón desde 2009 y fue en junio de 2015 cuando la declaración de impacto ambiental recibió el visto bueno. Desde entonces, no se había producido ningún avance a pesar de las peticiones de entidades como la Cámara de Contratistas, que la incluían entre las carreteras para desbloquear de forma urgente debido a su bajo coste.

El proyecto, que permitirá mejorar los accesos a Valencia y reducir los atascos (se calcula que pasan 67.000 vehículos diarios por este punto), se prolongará en un tramo de 4,8 kilómetros que va desde el término municipal de Valencia, a la altura de la Universitat Politècnica, hasta el barranco del Carraixet, y servirá también para ordenar los accesos de Alboraya.

Según la información a la que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, la propuesta aprobada por el departamento de Íñigo de la Serna aprovechará todas las estructuras existentes -además de ampliarlas en caso necesario-, excepto la del Camino Viejo del Mar que se demolerá y construirá de nuevo. En el caso de la estructura del barranco del Carraixet «no se actúa sobre la misma ni se modifica en modo alguno, tan sólo se fresa, se repone el aglomerado y se modifica la posición de la mediana».

Reforzar la seguridad vial

El proyecto del tercer carril de la V-21 se completa con la remodelación del lado tierra del enlace de Alboraya para adecuarlo a la nueva sección tipo del tronco proyectada y mejorar su capacidad y seguridad vial.

En el tramo comprendido entre la localidad de l'Horta Nord y el Carraixet, la sección existente en la autovía presenta una mediana central de nueve metros lo que permitirá su ampliación minimizando la ocupación de terrenos. Desde este punto hacia Valencia, la sección de mediana se hace estricta, por lo que la ampliación a tres carriles se proyecta por el exterior, obligando a la reposición de acequias y de los caminos de servicio paralelos a la autovía en grandes tramos, aprovechando la última curva antes del acceso a la ciudad «para ampliar un cuarto carril que permita una conexión fluida a través del paso inferior o la glorieta».

Además, se remodelan todas las conexiones tanto del enlace de Alboraya como del tronco de la autovía para adaptarse a las obras del nuevo acceso norte al puerto de Valencia, en su parte oeste, puesto que la parte este se incluye en las obras que ya se ejecutaron desde Puçol.

A la entrada a Valencia se incorpora un cuarto carril que permite su posterior reparto en dos carriles hacia el túnel de la avenida de Cataluña y otros dos hacia la ronda norte.

Fotos

Vídeos