Fomento adjudica la segunda vía del tercer carril a Castellón para descongestionar el tráfico

Obras del tercer carril a su paso por Nazaret. / juan j. monzó
Obras del tercer carril a su paso por Nazaret. / juan j. monzó

La actuación, que tendrá un coste de 6,27 millones y recibirá fondos europeos, se ejecutará cuando entre en servicio el tramo ya finalizado

ISABEL DOMINGO

valencia. El Ministerio de Fomento, a través de Adif Alta Velocidad, ha adjudicado el contrato para el suministro y transporte de las traviesas destinadas a la segunda fase de implantación del tercer carril en el tramo Valencia-Castellón, en concreto, en el denominado subtramo Valencia-Sagunto, de 29,2 kilómetros.

Así lo anunció ayer el departamento de Íñigo de la Serna, que concretó que el coste de la actuación será de 6,27 millones (se había licitado por 6,49 millones) y se contará con fondos europeos a través del mecanismo 'Conectar Europa'. En total serán 45.000 traviesas de tres hilos con sus correspondientes sujeciones y el plazo de ejecución será de nueve meses.

La licitación de estos suministros del corredor mediterráneo se realizó a finales de julio, un mes después de que Fomento confirmara que iba a completar la instalación del tercer carril (o hilo) entre las capitales del Turia y de la Plana, ya que sólo se implantó en una de ellas. Ahora, se dotará de tercer hilo a la vía lado mar hacia Sagunto y lado montaña entre esta ciudad y Castellón.

Los empresarios y Ferrmed habían solicitado el tercer hilo en toda la plataforma por la saturación del tramo

Una actuación que permitirá descongestionar un tramo saturado, considerado un cuello de botella por los empresarios valencianos y por el lobby ferroviario Ferrmed -que habían reclamado completarlo en varias ocasiones-, y se dará mayor capacidad de gestión para el paso de trenes de viajeros y mercancías.

«Es una necesidad para asegurar la correcta atención de la circulación» de los trenes, afirmó el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, durante su participación en la jornada sobre nodos urbanos celebrada en Valencia el pasado junio, donde también reconoció «la intensa circulación de Cercanías entre Valencia y Castellón».

En fase de pruebas

La instalación del tercer carril en la vía pendiente entre las dos ciudades se realizará una vez que entre en servicio el tercer hilo que sí se ha instalado, que actualmente está en pruebas desde el 20 de marzo aunque las obras concluyeron hace ya un año. Como publicó el lunes este periódico, Fomento no ha concretado la fecha de puesta en marcha dados los incumplimientos de los plazos anteriores (diciembre de 2015 y primer trimestre de 2017).

En este sentido, el ministerio resaltó que actualmente está «en fase de pruebas geométricas y dinámicas de vía y catenaria» pero que es necesario el acopio previo de materiales (traviesas, carril, balasto, aparatos de vía, etcétera). Una vez se ponga el servicio, las obras regresarán al tramo entre Valencia y Castellón, lo que podría afectar de nuevo al servicio de Cercanías.

«La adjudicación de este contrato reafirma el compromiso por parte del Ministerio de Fomento para la implantación del tercer carril y la apuesta por el desarrollo y modernización del corredor mediterráneo como eje prioritario en el transporte ferroviario», resaltaron desde Fomento.

Fotos

Vídeos