El fiscal pide un año de cárcel para un exdirectivo del IVAM por posesión de pornografía infantil

Un policía observa las imágenes intervenidas en una operación contra la pornografía infantil. / efe
Un policía observa las imágenes intervenidas en una operación contra la pornografía infantil. / efe

La policía halló las fotos de niñas desnudas en el ordenador del acusado en un registro autorizado por un juez que investiga otro caso de corrupción

A. RALLO/J. MARTÍNEZ VALENCIA.

El exsubirector general de administración y finanzas del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), Juan Carlos Lledó Rosa, se enfrenta a una pena de un año de prisión tras ser procesado por un delito de posesión de pornografía infantil. La Policía Nacional encontró imágenes de niñas desnudas en el ordenador de Lledó en un registro enmarcado en las diligencias de investigación del caso de corrupción en el IVAM.

Tras dictar un juzgado de Valencia el auto de procesamiento, Lledó declaró por estos hechos delictivos en septiembre de 2017 y manifestó que no había cometido ningún delito de pornografía infantil, porque almacenaba algunas imágenes artísticas en el ordenador, según el exdirectivo del IVAM, que no deben considerarse de contenido sexual.

Pero el escrito de acusación de la Fiscalía de Valencia afirma textualmente que Lledó poseía para su visionado «imágenes de menores desnudas y exhibiendo sus genitales, así como realizándose tocamientos en los mismos». Estas fotos fueron halladas en el equipo informático puesto a su disposición por el IVAM para su labor profesional.

El Juzgado de Instrucción número 21 de Valencia ordenó el estudio de la copia de seguridad del ordenador en una investigación contra Lledó por los posibles delitos de prevaricación, falsedad documental y malversación, pero abrió una pieza separada tras el hallazgo casual de las imágenes de pornografía infantil y remitió las diligencias al Juzgado de Instrucción número 5 de Valencia.

Tras un segundo registro que la policía realizó el 29 de junio de 2017 en el domicilio de la persona investigada, los agentes intervinieron más ordenadores, terminales telefónicos y dispositivos de almacenamiento de información, que fueron analizados de forma minuciosa. De esta manera, la policía halló más fotos de menores desnudos en una carpeta llamada Naturism, según consta en el sumario.

La Fiscalía de Valencia considera que los hechos investigados por la policía son constitutivos de un delito de posesión de pornografía infantil, por lo que solicita un año de prisión para el procesado, que no tiene antecedentes penales, y pide también la destrucción de los archivos informáticos que contienen las fotografías de los menores desnudos.

Además de esta causa, Lledó también está siendo investigado por el presunto desvío de fondos públicos del IVAM tras una ardua investigación de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional.

El juez también mantiene en esta causa como investigados a la exdirectora general Consuelo Císcar; su hijo, Rafael Blasco; los que fueran subdirectores de Gestión Interna, Publicaciones y Técnico Artística del IVAM, Juan Bría, Norberto Martínez y Raquel Gutiérrez, respectivamente; Pilar Mundina, que ejercía como su asistenta personal en viajes; Jorge García Vallés, quien desempeñaba el cargo de técnico de acción exterior; María Ángeles Valiente, jefa de Departamento de Desarrollo en el IVAM; y el administrador de Valsatrans y Logística del Arte, Enrique Martínez.

Las principales irregularidades detectadas en la gestión de Consuelo Císcar, al menos aquellas que causaron un mayor quebranto económico, se centran en la compra de obras de arte por importes muy superiores al precio de mercado. Los investigadores también han descubierto el amaño de contratos desde la institución, una práctica que se ha podido acreditar a través de diferente documentación.

Fotos

Vídeos