El festival D*na logra un éxito arrollador en Dénia

Los puestos de restauración ofrecieron platos que atrajeron a cientos de personas. / Tino Calvo
Los puestos de restauración ofrecieron platos que atrajeron a cientos de personas. / Tino Calvo

Las propuestas de chefs como Joan Roca, Alberto Ferruz y Quique Dacosta convierten la ciudad en la capital mundial de la gastronomía | La gran respuesta del público desborda las previsiones

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

El D*na Festival Gastronòmic de Dénia logró ayer un éxito arrollador en su primera jornada y hoy puede seguir el mismo camino. La respuesta del público fue tan notable que desbordó las previsiones más optimistas de la organización. Miles de personas no quisieron perderse esta cita en Dénia y prácticamente desde de su apertura estuvo repleto el paseo de la Marineta Cassiana, donde se montaron a modo de villa Mediterránea los distintos puestos y escenarios.

Tal fue a afluencia de visitantes que sobre las 14.30 horas se tuvo que cerrar el acceso principal durante unos quince minutos. El volumen de público llevó a algunas personas, aprovechando la excelente climatología, a bajar a la arena de la playa para poder llegar a otros puntos de los 700 metros lineales en los que se extiende el montaje del festival. Además, algunos de los puestos de comida registraron colas y otros tuvieron que cerrar al agotarse las existencias y tener que ir a por más. Y esto que la previsión inicial es que se ofrecieses unas 15.000 tapas cada día.

El comisario del D*na, el tres estrellas Michelin Quique Dacosta, se mostró muy contento de la buena acogida de la propuesta gastronómica que organizan el Ayuntamiento de Dénia y la Agència Valenciana de Turisme. La presidenta de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Marina Alta, Cristina Sellés, reconoció que sabían que habría una gran afluencia, «pero no tanta».

También los productores y restauradores de la comarca subrayaron la increíble acogida y que el número de visitantes era «una locura de las buenas».

El festival está convirtiendo Dénia durante el fin de semana en la capital mundial de la gastronomía. Enmarcado dentro de la labor que realiza la capital de la Marina Alta como Ciudad Creativa de la Gastronomía de la Unesco, pretende divulgar el estilo de vida mediterránea, sus valores y su esencia culinaria. Tradición, cultura, sostenibilidad, innovación productos de la zona y hospitalidad forman parte del alma del certamen. Y a ello se suma una ventana abierta a la gastronomía de otros países para estrechar lazos de unión. En ese sentido, el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, remarcó ayer que el certamen, más allá de ofrecer solo platos, transmitía valores ligados a la hospitalidad y que Dénia mostraba «la Comunitat Valenciana en esencia».

Así, la presencia en estos dos día de D*na de medio centenar de ponentes, muchos de ellos laureados chefs, 15 puestos de restauración, otros 20 de productores y artesanos, cuatro food trucks, charlas y demostraciones culinarias se convirtieron ayer y lo harán hoy en un evento atractivo al que muchos quieren asistir.

El público pudo contemplar en directo a cocineros importantes preparando recetas en las que el Mediterráneo y los productos cultivados en las tierras que baña este mar se convertían en platos exquisitos e incluso en obras de arte. Joan Roca, del Celler de Can Roca, cautivó al público con su secuencia de mar en la que anémonas cobran gran protagonismo o con su propuesta de olivas colgadas de bonsáis. Roca alabó la iniciativa puesta en marcha en Dénia y dijo que ojalá en otros lugares hicieran propuestas tan «festivas y participativas» como el D*na.

Otros prestigiosos chefs que participaron fueron Kiko Moya, Ricard Camarena, Begoña Rodrigo o Alberto Ferruz. Este último, del restaurante de Xàbia BonAmb con dos estrellas Michelin, rindió homenaje a los pescadores. Explicó el nuevo proyecto basado en sacrificar las capturas con la técnica japonesa 'ike jime', que es más humana y que mejora la calidad y el sabor. También destacó que el festival es una «estupenda» idea porque permite a los cocineros juntarse y dar a conocer al público sus propuestas.

Las demostraciones de los chefs de otras Ciudades Creativas como Belém, Chengdu, Bergen, Jeoju, Östersund, Parma, Popayám y Rasht suscitaron gran interés. Los visitantes tildaron de «espectacular» poder ver la preparaciones y algún cocinero se metió en el bolsillo a los niños al regalarles pandas de chocolate.

Hoy se cierra el festival con nombre tan importantes como Ángel León, Jordi Cruz, Susi Díaz, Paco Torreblanca o Andoni Luis Aduriz.

Fotos

Vídeos