La falta de mano de obra en la hostelería marcará la Semana Santa en la Comunitat

Vista de locales de restauración en la Malvarrosa. /Juanjo Monzó
Vista de locales de restauración en la Malvarrosa. / Juanjo Monzó

El sector afronta con optimismo las próximas festividades a la espera de que la meteorología acompañe

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

2017 fue un buen año para el turismo. Mientras que más de 80 millones de extranjeros visitaron España durante el ejercicio pasado, la Comunitat alcanzó su máximo histórico con 8,97 millones de visitantes, lo que supone un incremento del 15,4% respecto al año anterior y permitió que los ingresos rondaran los 8.500 millones. Todo apunta a que 2018 puede mantenerse en estos niveles. La Semana Santa es el primer gran test al que se enfrenta el sector turístico valenciano antes de la temporada alta de los meses de verano.

El sector ya lo tiene todo listo para recibir a los visitantes que aprovecharán las próximas festividades para tomarse unos días de descanso. Los caprichos del calendario han hecho que la Semana Santa y las Fallas vayan este año de la mano. Apenas una semana después de que se quemen los monumentos, en gran parte de España comenzarán las vacaciones de Pascua. De esta forma, se da la circunstancia de que se encadenarán varios fines de semana con puente (San José, Semana Santa y San Vicente) con el consiguiente atractivo para tomarse un respiro en la playa. Como señalaba a LAS PROVINCIAS el propietario de un establecimiento de la playa de Cullera, «el invierno ha sido muy largo».

Los hosteleros valencianos se han lanzado a realizar nuevas contrataciones ante las buenas expectativas. La Semana Santa generará 19.950 contratos en la Comunitat Valenciana en los sectores de hostelería, transporte y entretenimiento, un 11,1% más que en 2017, cuando se firmaron 17.959, según las previsiones de Randstad, empresa de recursos humanos.

La Comunitat ofrecerá cerca de 20.000 contratos durante las próximas semanas

El estudio constata que se trata de la cifra más elevada de la historia en la Comunitat Valenciana y la sitúan por encima de la media nacional. En los últimos cinco años, desde 2013, el crecimiento se sitúa en el 82%, con más de 8.900 contratos más. El incremento viene impulsado, principalmente, por los buenos datos registrados en las provincias de Alicante (12,6%) y Castellón (12,1%), seguidas de Valencia (9,8%).

Pero el problema estriba en que es posible que no se puedan cubrir todos los puestos demandados o, al menos, no con la cualificación requerida. Desde la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) evidencian las dificultades con los que se encuentra el sector a la hora de cubrir las necesidades de las empresas. Daniel Izquierdo, gerente de la entidad, explicó que durante los años de crisis, la hostelería «asumió los contratos de sectores en peores condiciones, como la construcción. Con la mejoría económica, el mercado laboral se ha restringido».

Izquierdo explicó además que una de las peculiaridades de este año es los empresarios están ya haciendo contratos para Fallas y Semana Santa conjuntamente.

En este sentido, Juan Femenía, presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Cullera y la Ribera Baja, señaló que «no se encuentran cocineros. Si se presentaran cincuenta, cincuenta encontrarían trabajo». En la misma línea se pronunció la presidenta de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Marina Alta (Aehtma), Cristina Sellés. «Esperamos aumentar las plantillas un 20%», apuntó y resaltó que «encontrar mano de obra cualificada está siendo complicado». Al margen de cocineros, destacó la falta de jefes de sala y camareros. «Tenemos que recurrir a personal no tan preparado», explicó.

El sector considera que esta Semana Santa puede ser tan buena como la del año pasado, cuando se registró una ocupación cercana al 90% en el litoral. Todo dependerá del tiempo. «Sólo con que el sol asome, creemos que las playas estarán repletas», indicó Femenía. «La gente está esperando a que la meteorología acompañe», añadió.

Cristina Sellés resaltó que todavía es aventurado hacer una previsión de ocupación. «La gente espera a última hora para hacer las reservas», aclaró y recalcó que aunque en estos momentos todavía no ha habido mucho movimiento, «a última hora siempre se anima». Juan Delgado, presidente de la Federación de Cámpings, también se mostró optimista: «Todo indica que la Semana Santa va a ser muy buena».

Más

Fotos

Vídeos