Fallece el marqués de Amposta, miembro de la nobleza valenciana

Fallece el marqués de Amposta, miembro de la nobleza valenciana

Abogado, historiador, militar y hombre de una vasta cultura, era un impenitente lector y poseía una gran biblioteca

J. F

El V marqués de Amposta y caballero de la Real Hermandad del Santo Cáliz, Cuerpo de la Nobleza Valenciana, José Ferraz Cuadrado, ha fallecido en Valencia a los 99 años de edad.

Nacido en 1918, el marqués de Amposta era licenciado en Filosofía y Letras, abogado y capitán del arma de Infantería. Pero José Ferraz era sobre todo -según las palabras de su buen amigo y miembro también de la Real Hermandad del Santo Cáliz- Francisco Pérez de los Cobos «una enciclopedia ambulante con una memoria prodigiosa». «Dominaba la Historia de España como pocos historiadores la puedan dominar, porque además era conocedor de muchas anécdotas y chascarrillos que hacían muy ameno escuchar sus relato. Porque el marqués era también un gran conversador y un hombre con un enorme y finísimo sentido del humor», asegura Pérez de los Cobos.

Una actividad que desarrolló durante muchos años fue hacerse cargo de la presidencia de la junta de gobierno de la Gran Asociación de Beneficencia Domiciliaria Nuestra Señora de los Desamparados, cargo que ostentó entre el 5 de abril de 1961 y el 29 de enero de 1976. Fue el décimo octavo presidente que tuvo esta centenaria institución.

El Marquesado de Amposta es un título nobiliario español creado por la reina regente María Cristina de Habsburgo Lorena, durante la minoría de edad del rey Alfonso XIII. Su denominación hace referencia al municipio tarraconense de Amposta, en cuyas proximidades se libró en 1811 la batalla del mismo nombre, durante la Guerra de la Independencia. En recuerdo de esta gesta, protagonizada por el general Francisco Javier Ferraz y Cornel, la Reina Regente concedió en 1895 a su hijo Rafael Ferraz y Canicia di Franchi, diplomático de profesión, esta dignidad nobiliaria.

Casado con María de la Cruz Español y Laplana, el matrimonio tuvo ocho hijos: Ana María, María José, María Ascensión, María Teresa, José María (VI marqués de Amposta) María Cruz, María del Carmen y Fernando.

La casa solariega de la familia se encontraba frente a la capilla del Santo Cáliz, una manzana que se derribó y de la que no queda rastro hoy en día. De ahí, el V marqués de Amposta se trasladó a la calle Félix Pizcueta, en un edificio donde vive prácticamente toda la familia.

Creyente y muy religioso, era congregante de María. Culto, lector impenitente y gran comprador de libros, acudía a todas las ferias a proveerse de obras de todos los autores para su importante biblioteca. También era coleccionista de folletos de viaje de todas la ciudades que visitaba.

Fotos

Vídeos