El TSJ exige refuerzos tras suspender 2.500 juicios debido al incendio

Una policía examina los restos del incendio de uno de los juzgados de la Ciudad de la Justicia. / Damián torres

El decano reclama nueve jueces y 38 funcionarios extra para sacar adelante el retraso en la Ciudad de la Justicia y la conselleria anuncia un aumento de 40 empleados públicos

ARTURO CHECA VALENCIA.

Un total de 2.500 juicios suspendidos, 48 señalamientos de la Audiencia, 400 actuaciones paralizadas en juzgados tan sensibles como los de Violencia sobre la Mujer o Mercantil, casi 900 vistas dejadas de celebrar en los órganos de lo Social, expedientes que no pueden ser manipulados por los funcionarios debido al fuerte olor que presentan y la severa presencia de hollín... Una semana después de que la Ciudad de la Justicia reabriera sus puertas después del incendio del 10 de septiembre, el Decanato de los Juzgados y el Tribunal Superior de Justicia van poniendo más rostro a la magnitud del siniestro con cifras como estas. No sólo eso: reiteran la necesidad de que la Conselleria de Justicia y el Ministerio de Justicia pongan en marcha ya el plan de choque anunciado por Bravo la pasada semana.

El TSJ cifró en nueve jueces (tres para Primera Instancia, cuatro para Social y dos para Penal) y 38 funcionarios las necesidades de refuerzo inmediato para el edificio afectado y los juzgados paralizados hasta durante 10 días.

«Medidas con urgencia»

Según el decano, Pedro Viguer, los ocho juzgados que han tenido que ser reubicados (del 1 al 7 y el 10, de Primera Instancia) «no han alcanzado aun la normalidad, ni la alcanzarán en las próximas semanas, circunstancias todas ellas que abundan en la necesidad de adoptar con urgencia medidas de apoyo». La consellera de Justicia movió ficha apenas unas horas después del comunicado emitido por el Tribunal Superior con el informe del juez decano de Valencia, Pedro Viguer, elaborado tras reunirse con los magistrados de los distintos órdenes judiciales y aprobado por la Sala de Gobierno. Gabriela Bravo conoció el dictamen por la mañana y por la tarde anunció el aumento de 40 funcionarios destinados a la Ciudad de la Justicia.

Desde Justicia indicaron que los gestores procesales y auxilios judiciales (las categorías profesionales que se precisan para la tarea) saldrán de las bolsas de trabajo a disposición de la conselleria, que serán activadas para suplir de personal «de manera temporal» para la recuperación de expedientes «con las garantías procesales adecuadas». El objetivo asumido por Bravo es que «de aquí a final de año se haya podido recuperar la normalidad en cuanto al funcionamiento cotidiano de los ocho juzgados siniestrados».

Equipo de reconstrucción

Porque el atasco aún es considerable. Los jueces señalan en su comunicado la imperiosa necesidad de sacar adelante en tres meses los asuntos paralizados. Su urgencia se centra también en la necesidad de impulsar la reconstrucción de expedientes alcanzados por las llamas. Unos 3.000 se han visto afectados por el incendio, como ya publicó LAS PROVINCIAS.

El decanato sitúa en 12 los funcionarios que deben destinarse al equipo de reconstrucción de documentos judiciales. Y es que, «los jueces consideran imprescindible duplicar los expedientes que aún no habiendo quedado destruidos no puedan ser manipulados por los funcionarios debido a su mal estado por el fuerte olor y el hollín». El procedimiento sería fotocopiar los documentos, imprimirlos de nuevo desde el programa Cicerone o crearlos otra vez con copias de escritos por las partes.

Todo un año de trabajo

Desde el TSJ reparten los 30 funcionarios necesarios entre los seis para auxiliar a los jueces de refuerzo en la celebración de juicios suspendidos, 11 para la Audiencia Provincial, los 12 citados para la reconstrucción de expedientes, 8 para atención al público en los 8 juzgados más afectados por el incendio y uno para el Registro Civil.

Los juzgados de lo Social son los que sufrieron una mayor incidencia de suspensiones, un total de 849 vistas. El Tribunal Superior dimensiona al instante la importancia de la cifra de juicios no celebrados: «Este dato equivale a la carga de trabajo que asume un juzgado en un año. Necesitan cuatro jueces de refuerzo».

No menos notable es el montante de procesos dejados a un lado en lo Penal. Aquí se quedaron sin celebrar 442 juicios, para lo que el Tribunal Superior reclama dos jueces de refuerzo. Bravo recuerda en su comunicado que el aumento de funcionarios debe aún incluirse en el plan de choque y el ministerio aprobar los jueces. Mientras, la Ciudad de la Justicia sigue esperando.

Más

Fotos

Vídeos