Un exconcejal de Calp investigado por traficar con obras de arte falsificadas

La esposa del que también fue diputado diputado provincial del área de aguas se encuentra en la misma situación

EFE

Valencia. El exconcejal de Calp Juan Roselló (PP) y su mujer, Amparo Femenía, son dos de los cuatro investigados por traficar presuntamente con obras de arte falsificadas de pintores alicantinos y valencianos de finales del siglo XIX y principios del XX.

Según confirmaron ayer fuentes próximas a la investigación, ambos fueron detenidos recientemente por agentes del grupo de Patrimonio Histórico de la unidad de Policía Nacional adscrita a la Comunitat como presuntos autores de un delito de estafa y otro contra la propiedad intelectual, en una operación de la que informó ayer en un comunicado la Generalitat.

Tanto el exconcejal y exdiputado provincial de Aguas como su esposa están pendientes de juicio en la Audiencia de Alicante por la supuesta trama de corrupción en torno al servicio municipal de recogida de basuras descubierta en la denominada «Operación Brugal».

La fiscalía reclama provisionalmente para el político 10 años de cárcel y 28 de inhabilitación por delitos de malversación de caudales públicos, cohecho y prevaricación, mientras que para Femenía reclama dos años de cárcel.

En esa pieza separada del «caso Brugal» también están encausados un cuñado de Roselló, Francisco Artacho, el exalcalde del calpino del PP Francisco Javier Morató -quien se enfrenta a una petición de catorce años de condena-, otros dos exconcejales y el empresario adjudicatario de la recogida de basuras, Ángel Fenoll, entre otros.

Además, Roselló y Artacho fueron procesados y deberán sentarse en el banquillo de los acusados como presuntos cabecillas de un entramado empresarial al que un juez atribuye la apropiación de un millón de euros en sobrecostes por la renovación de la red de agua en Calp.

El exconcejal y su mujer están siendo investigados ahora por vender a través de internet obras de arte supuestamente falsas con las que esperaban obtener 331.340 euros de beneficio. En esa investigación, que ha llevado a cabo la Policía de la Generalitat, figuran también como sospechosos el gestor de la página web donde se publicitaban las pinturas y el académico que expidió los certificados.

Fotos

Vídeos