Escuelas infantiles de la Comunitat Valenciana instan a Hacienda a que agilice los pagos

Los centros de 0 a 3 años temen que la resolución de las ayudas a los padres se apruebe en agosto y sea imposible aportar documentación si falta

DANIEL GUINDO VALENCIA.

La «asfixia económica» que los atrasos del Consell en el pago del bono infantil está generando a los centros de Educación Infantil, como avanzó ayer LAS PROVINCIAS, ha obligado a la Asociación Empresarial de Centros de Educación Infantil Salvem 0-3 a tratar de desbloquear la situación ante el propio Ministerio de Hacienda.

En concreto, la entidad presentó ayer un escrito ante la subdirección general de tesorería de la Secretaría Autonómica de Hacienda en el que explica que la Conselleria de Educación, responsable de estas ayudas para la escolarización en el ciclo de 0 a 3 años, «nos comunica que el pago depende de ustedes y no pueden facilitarnos más información al respecto».

Por ello, en el documento, la asociación solicita a Hacienda «el pago inmediato a cada uno de los centros de educación infantil con alumnos beneficiarios de la subvención de los importes correspondientes a los bonos justificados de los meses de abril a junio, a fin de que los centros podamos contar con liquidez suficiente para poder atender nuestros gastos corrientes y de personal y poder seguir ofreciendo la calidad educativa que los alumnos de esta comunidad merecen». También reclama un «calendario de pagos previstos para cada uno de los tres meses que quedan pendientes de abonar a estos centros».

En este escrito, resumen que son tres meses (abril, mayo y junio) de bono infantil los que los centros «hemos adelantando a las familias y financiado a la Administración», lo que ha provocado «a una situación de asfixia económica a los centros, que les lleva a no poder hacer frente a los pagos de nóminas y seguridad social del personal, el alquiler, la devolución de préstamos solicitados para la adecuación de los centros a la normativa y demás gastos corrientes». Asimismo, aclaran que, aunque la orden que regula estas ayudas establece que los centros «no tenemos que descontarlas a las familias hasta que no hayamos cobrado su importe por parte de la administración, nos vemos obligados a adelantar las ayudas, ya que un gran volumen de familias, por sus circunstancias, no pueden hacer frente al pago del coste escolar completo».

Paralelamente, la entidad presentó también ayer otro escrito a la Conselleria de Educación para «trasladarles, una vez más, la necesidad de que se proceda al pago de los bonos infantiles pendientes de pago», ya que «la situación de los centros es agónica». «Por ello solicitamos que hagan las gestiones necesarias con Hacienda a fin de que antes de que finalice el mes de julio esta situación esté resuelta».

Por otro lado, Salvem 0-3 muestra su preocupación respecto a la fecha de la resolución provisional del bono infantil. «El 90% de los centros de educación infantil cierran sus instalaciones durante el mes de agosto por vacaciones del personal y, por ello, si llega alguna comunicación de denegación del bono al que las familias quieran presentar alegaciones, los responsables de los centros no vamos a ser conscientes y, por tanto, tampoco las familias, ya que la única forma de acceder a esa información es a través de la aplicación del programa, que está instalado en los ordenadores de los centros».

Además, apuntan en su escrito, «las familias también están de vacaciones, con lo que no vamos a poder localizarlas, en el caso de que fuera necesario».

Por tanto, solicitan al departamento de Vicent Marzà que «nos informe de las fechas en la que tienen prevista aprobar la resolución provisional durante esta semana y que, en su caso, amplíen el plazo para poder presentar alegaciones o aportar documentación si fuera el caso hasta el inicio del curso escolar».

Fotos

Vídeos