Escolares valencianos en Sierra Nevada: «La nieve llegó a metro y medio y nos quedamos incomunicados»

Los alumnos en una de las caminatas que habían programado durante su estancia. / LP

Un temporal atrapa a medio centenar de alumnos del instituto Historiador Chabàs de Dénia

B. ORTOLÀ Dénia.
Viernes, 9 marzo 2018, 02:34

Los 49 alumnos del instituto Historiador Chabàs de Dénia nunca imaginaron que su viaje a Sierra Nevada se convertiría en un aventura «irrepetible». Durante casi una semana han permanecido incomunicados por carretera en el Albergue Universitario debido a la nieve que ha caído en los últimos días en la zona granadina. «Se lo han pasado de maravilla», aseguró Mariano Iglesias, uno de los cuatro profesores que han viajado hasta el gélido paraje montañoso.

El temporal empezó pocas horas antes de la llegada de la comitiva. La nevada cayó con tanta intensidad que la carretera que conduce hasta el albergue, situado a poco más de 2.500 metros de altitud, quedó inutilizada. Alumnos y profesores tuvieron que bajarse del autobús que les debía llevar hasta la puerta del hospedaje: «la nieve nos obligó a caminar 40 minutos hasta el albergue» apuntaron. Aunque «estaban preparados para ello», aseguró ayer la directora del centro, Julia Gozálvez. Con el paso de las horas «la nevada fue a más, llegando a cubrir la zona hasta metro y medio», por lo que los huéspedes del complejo quedaron «incomunicados». A pesar de ello su estancia, explicó ayer Iglesias «ha sido muy positiva».

Según el docente, a estos alumnos, que cursan el ciclo técnico de conducción de actividades Físico-Deportiva en el Medio Natural, no les ha faltado comida ni bebida, contaban con calefacción en el recinto y también con wifi.

A pesar de las adversas condiciones climáticas los estudiantes ayudaron a desenterrar varios vehículos

Además, la acumulación de nieve no les ha impedido cumplir con las actividades programadas por la montaña. «En estos viajes, que hacemos anualmente con alumnos, realizamos diferentes prácticas en el monte como excursiones o trabajos en grupo. Este año las hemos podido realizar casi todas», comentó Iglesias. El profesor aseguró que contaban «en todo momento» con la equipación necesaria. La nieve no amilanó a los chavales, que, además de cumplir con la mayoría de sus actividades, también ayudaron a limpiar parte de la calzada e incluso, pala en mano, a desenterrar algunos vehículos cubiertos totalmente por la nevada. Unas hazañas que algunos inmortalizaron con sus teléfonos móviles, como una que ya circula en las redes sociales en la que los estudiantes y profesores ayudaron a sacar, tirando con cuerdas, el coche de uno de los trabajadores del albergue.

«No han perdido el tiempo, incluso han podido hacer un iglú con varios habitáculos», destacó la directora del centro.

A pesar de quedarse incomunicados por carretera, la tecnología ha permitido a los alumnos mantener permanente informados a sus familiares: «ahora no hay problemas, los padres sabían en cada momento lo que hacían sus hijos. No ha sido necesario que viniesen al centro escolar para preguntar», apuntó la directora del instituto.

La aventura de los jóvenes dianenses termina hoy. La salida está programada por la mañana por lo que está previsto que el grupo llegue a Dénia por la tarde. Todo ello «si el tiempo lo permite», indicó Iglesias. Al parecer, ayer por la tarde el temporal volvió a asomar, e incluso tuvieron problemas con las conexiones a internet. Aunque «las predicciones indican que mañana lloverá, que será favorable para que baje el nivel de nieve. De todas formas hasta nuestro autobús bajaremos con un vehículo habilitado para estos casos», apuntó el profesor.

Secciones
Servicios