Un error parlamentario pone en riesgo la viabilidad de los bous al carrer

Les Corts aprueba que sea obligatoria la presencia de dos médicos en cada festejo, algo inasumible para las peñas por su coste

D. GUINDO

valencia. «Incluir un segundo médico puede poner en riesgo la viabilidad económica de los festejos». Así resume el presidente de la Federación de Peñas de Bous al Carrer, Vicente Nogueroles, la situación que un error parlamentario ha generado en esta tradicional fiesta valenciana. En concreto, el último día del pasado año, Les Corts aprobaba que sería obligatoria la presencia de dos médicos en cada festejo, algo que para Nogueroles no tiene ningún sentido. «Si hay algún herido, el médico y su equipo sanitario se encargan de estabilizarlo y trasladarlo al hospital que corresponda. En el tiempo que están fuera, la res se guarda y se paraliza el festejo hasta que regresan. ¿Para qué necesitamos otro médico?», se preguntó ayer.

Según explicó, el parlamento valenciano aprobó el pasado 31 de diciembre en el marco de la ley de acompañamiento la obligatoriedad de los dos médicos en los festejos, algo que las propias formaciones políticas consideraban innecesario. Sin embargo, un error parlamentario originó que, finalmente, se aprobara la medida.

Al conocer la situación, la Federación de Peñas se ha puesto manos a la obra para voltear la medida, ya que «además de no tener sentido, supone un coste económico innecesario», agregó Nogueroles. En un primer momento, se solicitó una reunión de urgencia con el director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, ya que éste ha sido el departamento encargado de desarrollar el decreto que regirá los festejos este año. En el encuentro, que tuvo lugar ayer, los aficionados trasladaron a Ángel que la medida ponía en riesgo el futuro de la fiesta. También asistieron los alcaldes de Canet d'En Berenguer, Bétera y Onda.

En esta línea, mañana tendrá lugar otra reunión en la que participarán la mayor parte de los alcaldes del área metropolitana de Valencia en cuyos municipios se llevan a cabo festejos de bous al carrer. «El objetivo es consensuar un manifiesto en contra de esta normativa, y que sean los alcaldes los que respalden a sus vecinos», destacó. Paralelamente se está organizando una reunión similar en la provincia de Castellón. «También hemos exigido la convocatoria de una comisión consultiva con carácter de urgencia para tratar este tema», añadió el presidente de la federación de peñas, quien reclamó que «impere la coherencia» y pidió «un esfuerzo» a los partidos para que dejen de lado «las guerras políticas».

El PP, por su parte, ha presentado una proposición de ley en la Cámara en la que pide derogar la obligatoriedad de un segundo médico en los bous al carrer.

Fotos

Vídeos