Enfermos mentales reclaman recursos económicos al Consell para mejorar la atención

D. G.

valencia. El president Ximo Puig, acompañado por las conselleras de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, y de Sanidad, Carmen Montón, suscribió ayer el denominado pacto autonómico valenciano para la atención integral de la salud mental. El acuerdo, adoptado entre la Administración autonómica y 14 entidades representativas del sector, universidades y agentes económicos y sociales, establece una serie de compromisos, entre los que destacan la creación de un observatorio de lucha contra el estigma, así como distintos centros asistenciales, y potenciar políticas de empleo, educativas o de acceso a la vivienda para este colectivo.

Sin embargo, y pese a que el pacto recoge la necesidad de «garantizar a través de líneas presupuestarias específicas los recursos económicos suficientes», la presidenta de la Federación de Salud Mental de la Comunitat, Rosa Bayarri, recalcó que este documento es un compromiso que adquiere la Administración con la salud mental, pero «hay que dotarlo de recursos económicos; no se puede quedar en un cajón». En esta línea, aseveró que desde la entidad «velaremos para que los compromisos adquiridos se cumplan», ya que, entre otras cuestiones, el ámbito de la salud mental requiere de «más profesionales buenos».

Sobre ello, Montón destacó que 61 profesionales más se están incorporando en la red asistencial de salud mental y que hay previsto un aumento en plazas de enfermería de esta especialidad. Oltra, por su parte, añadió que se pondrán en marcha centros de recuperación e inclusión sociolaboral con atención ambulatoria, centros de día y sociolaborales, equipos de atención domiciliaria, y centros residenciales, con una estancia máxima recomendada de seis meses y capacidad para un máximo de 20 personas, así como pisos tutelados para el colectivo.

Fotos

Vídeos