Enfermos del Clínico siguen ingresados en la sala de espera habilitada por la gripe

Interior del Hospital Clínico de Valencia./Irene Marsilla
Interior del Hospital Clínico de Valencia. / Irene Marsilla

El centro confirma que mantiene abierta el área previa a la hospitalización en un espacio reservado a familiares

Laura Garcés
LAURA GARCÉSValencia

La sala de espera de familiares que el Hospital Clínico habilitó como área de preingreso al inicio de la temporada de invierno ante la elevada presión asistencial, todavía acoge enfermos. El espacio que se convirtió en área de preingreso obligó a trasladar la sala de espera de familiares al hueco de una escalera. La medida recibió las críticas de varios sindicatos. Ya el año pasado el centro sanitario optó por esta iniciativa con la finalidad de instalar ocho camas.

La dirección del centro sanitario confirmó que «sigue en funcionamiento» y aclaró que ya cerraron «las pequeñas salas que se habilitaron en algunas plantas». El hecho de que se mantenga el área de prenderos en el espacio para espera de familiares responde a que en «alguna ocasión «de forma temporal es necesario que los pacientes esperen aquí atendidos por los profesionales mientras la habitación se prepara».

La colocación de ocho camas en el área de preingreso se dio a conocer en noviembre cuando comenzaron los problemas derivados del aumento de la presión asistencial por la llegada de la gripe y las complicaciones asociadas, así como por las dolencias propias de la temporada de invierno. Fue el sindicato UGT el que denunció la aplicación de la medida y en ese momento el hospital confirmó la incorporación de ese espacio de preingreso, que actuará como «paso intermedio entre urgencias y la hospitalización en la planta».

El malestar que desde el primer momento generó la medida entre los representantes de los trabajadores se mantiene ahora. Tanto es así que desde alguna formación lamentan que siga en marcha la medida siendo que las circunstancias para las que se adoptó ya no se dan, en tanto que ha descendido la presión asistencial.

A esta consideración se añadió días atrás una solicitud del CSIF a la dirección del centro sanitario a fin de obtener información relativa al proyecto y los informes técnicos que «confirmen» el cumplimiento de las condiciones exigibles.

El escrito, que el sindicato asegura no ha obtenido respuesta, pide explicaciones sobre el cambio «de uso de la sala de espera de urgencia a sala de preingreso» donde hay ocho camas.

También solicitan información respecto al cumplimiento «de todos y cada uno de los requisitos exigibles por la ley que certifiquen la presencia de las condiciones técnicas y de habitabilidad necesarias para la seguridad e intimidad de los pacientes». La evaluación del servicio de medicina preventiva para determinar que no se contravienen los requisitos exigibles, también es una de las reclamaciones que planteó el CSIF en un escrito con fecha del pasado día 3.

Las quejas y denuncias por falta de espacio en el Hospital Clínico de Valencia son reiteradas. El malestar manifestado por representantes del personal en referencia a la mencionada sala de espera convertida en área de preingreso, no ha sido la única queja que en los últimos meses ha llegado desde el personal del centro sanitario.

El hecho de que las salas de estar de distintas plantas se convirtieran en espacio para hospitalización también despertó las críticas. Fue una medida adoptada para afrontar la elevada carga asistencial de los mes de invierno y que en estos momentos, como apuntó el hospital ya no está operativa.

Fotos

Vídeos