130 empresas con discapacitados aún no han cobrado las ayudas de este año

Protesta de discapacitados por los impagos del Consell en abril. / damián torres
Protesta de discapacitados por los impagos del Consell en abril. / damián torres

La Generalitat tiene pendiente resolver 28 expedientes de 2016 y la demora de este ejercicio deja en el aire el sueldo de casi 7.000 empleados

D. GUINDO VALENCIA.

Los centros especiales de empleo valencianos (empresas en las que, como mínimo, el 70% de su plantilla está conformada por personas con alguna discapacidad) siguen sin ver la luz al final del túnel a causa del retraso que sufre la tramitación de las ayudas previstas en la normativa; unas subvenciones que van destinadas a sufragar la mitad del salario de estos trabajadores y que proceden del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), pero que tramitan los gobiernos autonómicos. En el caso de la Comunitat, el Consell todavía tiene pendiente de resolver 28 expedientes del pasado año, que afectan a más de una veintena de centros que emplean a unos 200 discapacitados; mientras que el presente ejercicio, a dos meses de que acabe el año, no ha tramitado ni un solo expediente, pese a las promesas del Gobierno autonómico de que revisaría el procedimiento para agilizarlo, según denunciaron ayer la Agrupación Empresarial Valenciana de Centros Especiales de Empleo (Agevalcee) y la portavoz adjunta del grupo del PP en Les Corts, María José Català.

Por tanto, 130 empresas que ofrecen un puesto de trabajo a cerca de 7.000 discapacitados todavía tienen pendiente de pago estas ayudas. Desde Agevalcee confirmaron que, pese a que la mitad del sueldo de este colectivo corresponde a las citadas ayudas, las empresas «que han podido» han venido haciendo frente al abono de los salarios, aunque pueden haberse registrado algunos retrasos por la falta de liquidez.

El malestar en estos centros especiales de empleo es mayúsculo después de la situación vivida el pasado año y a principios de este ejercicio por los impagos de la Administración autonómica y que desembocó en una protesta pública contra el Consell el pasado mes de abril. A raíz de esta manifestación, en la que participaron cientos de discapacitados y contó con el apoyo del Comité de Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunitat (Cermi-CV), el propio secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, prometió avanzar lo máximo posible en la tramitación de los expedientes sin resolver.

Las ayudas sirven para financiar la mitad del salario del personal de los centros especiales de empleo

Desde Agevalcee explicaron que, en este tiempo, se han mantenido reuniones (también con las fuerzas sindicales) pero que la nueva orden de ayudas es exactamente igual que la anterior y cuenta con el mismo importe: 38 millones de euros que el SEPE remite a la Generalitat y que ésta debe repartir entre las empresas solicitantes.

En esta línea, añadieron que «acaban de pagar lo que debían de 2016, a excepción de los 28 expedientes sin resolver, y ahora están empezando a resolver los de este año». El problema, según indicaron, es que «nadie sabe lo que va a recibir ni tiene aprobada la solicitud, por lo que no pueden acudir a pedir préstamos a entidades financieras», lamentaron. Sospechan que, con estos retrasos en la tramitación, el Gobierno autonómico quiere retrasar lo máximo posible los pagos.

Más

Fotos

Vídeos