Educación impulsa el tercer cambio obligada por la suspensión del plurilingüismo

Protesta organizada en marzo en Valencia contra el decreto de plurilingüismo. / jesús signes

El Consell aprueba hoy la nueva organización horaria de Primaria tras eliminarse todas las referencias al decreto tumbado por el TSJCV

J. BATISTA

valencia. El pleno del Consell aprobará hoy la nueva normativa que regula la organización horaria de Primaria, un decreto que ha tenido que ser modificado respecto a la previsión inicial tras el auto del TSJCV que suspende cautelarmente el modelo plurilingüe. Se trata del tercer cambio que se aplica como consecuencia de la decisión judicial, después de las bases para las estancias en el extranjero para docentes, que priorizaban a los profesionales de centros de niveles Avanzados (valenciano como la lengua vehicular) y tras desligar de la norma paralizada los Planes de Actuación para la Mejora (PAM). En este caso, los centros que necesitaban profesorado formado en inglés o valenciano para aplicar su nuevo proyecto lingüístico podían solicitarlo mediante esta herramienta. Tras el auto judicial, la dotación de profesorado extraordinario se ha limitado a otras líneas de actuación del PAM.

El nuevo decreto que regula la ordenación de la Primaria -en realidad es una modificación del anterior- afecta sobre todo a la organización horaria y da a los centros autonomía para decidir la carga semanal de cada asignatura. Las troncales (Lengua, Matemáticas, Lengua Extranjera, Naturales y Sociales) deberán ocupar al menos el 50% del tiempo, lo que se traduce en 11.15 horas, mientras que las específicas y de libre configuración (Educación Física, Artística, Religión o Valores Éticos y Valenciano) dispondrán de 7.45. Lógicamente no se puede dejar una materia sin horas, y las instrumentales (Lengua, Valenciano y Matemáticas) no podrán bajar de tres a la semana. Otra de las novedades es que desaparece Cultura Valenciana, la materia creada por el PP.

El horario se completa con tres horas y media de libre disposición, y será el centro el que decida a qué dedicarlas: o a reforzar otras asignaturas o a proyectos transversales. Aquí se producirán las variaciones como consecuencia de la suspensión cautelar. La redacción inicial señalaba en este punto que debía tenerse en cuenta lo dispuesto en el decreto plurilingüe, que obligaba a reservar entre hora y hora y media de este tiempo para fomentar la Competencia Comunicativa Oral.

Con esta eliminación, se entiende que los centros tendrán capacidad completa de decisión sobre las tres horas y media, sin reserva alguna. Además, el borrador señalaba que este periodo debía utilizarse para alcanzar los objetivos del currículo -de las asignaturas reforzadas- y del decreto lingüístico. Esta última referencia desaparecerá. La conselleria argumenta que con estas sesiones se puede aumentar el inglés en centros con líneas en castellano.

La ejecución del auto

Educación defiende que la suspensión sólo afecta a desarrollos del decreto como los citados o la nueva orden de certificación de lenguas, que queda en 'stand by', pero que no supone cambiar lo ya impulsado, como los proyectos lingüísticos de los centros, aprobados antes de concretarse la existencia de las tres horas y media. Varias de las entidades denunciantes han anunciado que se opondrán a esta interpretación.

Fotos

Vídeos