Educación crea otras 600 plazas gratuitas de Infantil pese al malestar del sector privado

Vestíbulo de una escuela infantil, en una imagen de archivo. / alberto aragón
Vestíbulo de una escuela infantil, en una imagen de archivo. / alberto aragón

Las solicitudes de admisión se presentarán entre el 17 y el 24 de mayo y la matrícula se hará durante la última quincena de junio

J. BATISTA VALENCIA.

La Conselleria de Educación tiene previsto crear el curso que viene otras 34 aulas para alumnos de dos años (primer ciclo de Infantil) en colegios públicos (Ceips), que sumarán alrededor de 600 plazas gratuitas (a 18 niños cada una como máximo). El proyecto nació en el curso 2015-2016, nada más aterrizar Vicent Marzà en el departamento, y cada año gana oferta pese al malestar que causa en el sector privado de Infantil, las popularmente conocidas como guarderías, así como en la red concertada, donde pese a sostenerse con fondos públicos no existe la posibilidad de la gratuidad para sus unidades análogas.

Las patronales del primer ciclo de esta etapa educativa, que acoge a alumnos de entre cero y tres años, han coincidido en su crítica al modelo: se recurre a escuelas públicas para prestar un servicio fundamental, en las que hay que habilitar un espacio específico y seleccionar más personal, en lugar de aprovechar la infraestructura privada existente que durante décadas ha sostenido esta oferta educativa y que ahora cuenta con un importante volumen de plazas vacías, sobre todo por la caída de la natalidad.

La diferencia lógica es el precio, inasumible para muchas familias con rentas bajas, para lo que el sector privado propone un aumento del bono infantil actual, de manera que alcance hasta el 100% del coste para aquellas más necesitadas. De hecho se considera que resultaría más económico que el modelo elegido y se evitaría duplicar la oferta.

Las alegaciones presentadas recientemente al borrador de la convocatoria del bono infantil han incidido en esta crítica, pues la gratuidad provoca una competencia difícil de combatir para las guarderías. Sin olvidar que a partir del curso que viene las escuelas infantiles municipales (248) también serán gratuitas para el mismo tramo de edad (dos-tres años) pues el bono cubrirá el coste íntegro de la plaza.

En cuanto a los colegios concertados, son muchos los que cuentan con aulas de dos años en sus instalaciones, aunque se les aplica el régimen privado, es decir, se puede optar al bono infantil que financia parcialmente la plaza. Con el nacimiento del proyecto en los Ceips desde las patronales se pidió entrar en el mismo para beneficiarse de la gratuidad, como sucede con el segundo ciclo (3-5 años), con Primaria y con Secundaria, pero no se aceptó. Fuentes del sector recordaban ayer que, además, las aulas públicas de dos años en la práctica adelantan la matriculación un curso, en el sentido de que los niños admitidos continuarán en esos centros, por lo que a priori se da ventaja a los de titularidad de la Generalitat frente a los concertados del área de influencia.

Las 34 aulas se suman al centenar puestas en marcha en ejercicios anteriores, y además, dejan de ser habilitaciones provisionales y se consolidan. Así se desprende de la propuesta de arreglo escolar, la planificación de unidades que se precisan para cubrir la demanda prevista y que incluye el resto de niveles.

La conselleria destacó que habrá 340 aulas más que este curso (el saldo entre creadas y eliminadas), fruto de la apuesta por bajar las ratios y aumentar los puestos docentes. Sin embargo, sindicatos como el Stepv y el Csi·f criticaron que la mayoría de adiciones son provisionales para un año, lo que no garantiza su mantenimiento ni favorece la estabilidad de las plantillas.

Por otro lado, ayer se publicó el calendario de admisión para el curso que viene. Los padres podrán presentar las solicitudes entre el 17 y el 24 de mayo en los Ceips. La matrícula se formalizará entre el 14 de junio y el 2 de julio.

Fotos

Vídeos