Doce pueblos de la Ribera Alta ya se han unido a la bolsa mancomunada de policías

Agentes de Policía Local.
Agentes de Policía Local. / francisco garcía

Txema Peláez, presidente de la entidad, destaca que este servicio agiliza el proceso y une a más de 40 agentes en servicio

LAURA BOSCÁ ALZIRA.

La Mancomunidad de la Ribera Alta ha logrado un éxito con su bolsa mancomunada de agentes interinos de la policía local que ya ha reunido a 12 municipios en su prometedora iniciativa.

Carcaixent, Senyera, Benimodo, Antella, Gavarda, Montserrat, Benifaió, Alfarp, Tous, Carlet, Rafelguaraf y Turís son los municipios que se han adherido a este sistema, y que ya ha dado trabajo a más de 40 policías.

Desde la Mancomunitat, Txema Peláez, su presidente, explica los motivos de la creación de esta de bolsa, entre ellos el de agilizar el sistema «para no multiplicar por 35 el tiempo de espera para la adjudicación de los agentes a cada municipio cuando son vacaciones o hay vacantes que cubrir», según explica.

También el tipo de contrataciones que se realizaban, algunas mediante cesiones entre municipios y «casi rozando la ilegalidad». Así, afirman que ahora se hacen con un sistema más sencillo y transparente.

Y por último, su coste económico, ya que muchos pueblos pequeños no pueden permitirse contratar nuevos agentes, ya que los turnos de la policía en ocasiones son de siete por siete, es decir, trabajan siete días y descansan otros siete, es necesario que se cuente con agentes de refuerzo para cubrir el servicio.

Esta situación se da más en verano cuando se juntan varios turnos de vacaciones con la necesidad de asegurar los municipios por la celebración de fiestas y eventos populares que reúnen grandes aglomeraciones de gente.

Peláez finalmente insiste en aclarar que este servicio se creó «para cubrir unas necesidades existentes en varios municipios que se quejaban de la tardanza en la adjudicación de agentes» y que desde la Mancomunidad están abiertos a cubrir otras necesidades de diferente índole si así sucede.

Otras bolsas como la de arquitectos, de nueva creación, también están funcionando, dado que «muchos Ayuntamientos no tienen recursos suficientes para poder contratar profesionales por sus propios medios», aclara el presidente. Desde la Mancomunidad también se promueven otras bolsas como la de trabajadores sociales, ingenieros, auxiliares administrativos o técnicos de promoción de ocupación.

También mancomunidades, como la de la Ribera Baixa o la Mancomunidad del Camp de Túria han valorado esta idea de una bolsa mancomunada pero, pese al debate surgido, solo la de la Ribera Alta ha dado este paso que, esperan, les lleve a agilizar tanto su sistema como a mejorar su servicio.

Más

Fotos

Vídeos