Dos de los diez colegios más demandados de la Comunitat Valenciana sufren los recortes de aulas de Educación

Protesta de padres en favor de la libertad educativa, en una imagen de archivo.
Protesta de padres en favor de la libertad educativa, en una imagen de archivo. / manuel molines

Los centros concertados Sagrado Corazón de Jesús-Esclavas y Nuestra Señora del Pilar también pierden clases de Bachillerato pese al aluvión de solicitudes

DANIEL GUINDO | JOAQUÍN BATISTA VALENCIA.

En el listado de los diez centros más solicitados de la Comunitat, o más concretamente, los que acumulan un mayor número de solicitudes de nuevo ingreso en el primer curso de infantil en relación al número de plazas que ofertan, se encuentran tres centros concertados: el Virgen del Carmen de Vila-real, el Sagrado Corazón de Jesús-Esclavas y el Nuestra Señora del Pilar, éstos dos últimos ubicados en la ciudad de Valencia. Además, en este 'top ten' destacan especialmente ambos colegios de la capital del Turia, puesto que, en términos absolutos, son los que más peticiones de nuevo ingreso acumulan, con 414 y 505 para cubrir 50 y 66 plazas, respectivamente. Sin embargo, y pese a este aluvión de solicitudes y, por tanto, de interés de los padres, son dos de los 21 colegios valencianos que sufren el recorte de aulas de Bachillerato decidido por la Conselleria de Educación en la resolución de la renovación de conciertos publicada el pasado 20 de mayo.

Por tanto, parece que para programar estos recortes de aulas, el departamento que dirige Vicent Marzà no ha tenido demasiado en cuenta el interés de los padres a la hora de elegir un determinado centro para que sus hijos desarrollen su formación, al menos durante las primeras etapas de su vida.

Además, en cifras absolutas, las solicitudes de acceso tanto para Esclavas como para Nuestra Señora del Pilar duplican o, incluso, llegan a triplicar a las de los otros ocho centros valencianos con más demanda relativa. El resto de colegios, salvo el citado Virgen del Carmen, son todos públicos, y se cuelan en el ranking por el reducido número de plazas que ofertan (entre 22 y 25). En el caso de la provincia de Valencia, el Sagrado Corazón de Jesús es, incluso, el centro con más demanda de los diez primeros.

De esta forma, en el nuevo sistema que utiliza la Conselleria de Educación para calcular la demanda (dividir la solicitudes entre las plazas ofertadas para obtener un coeficiente) aparecen un buen número de centros públicos no tanto por la cantidad de solicitudes de nuevo ingreso que han recibido, sino porque su oferta es más limitada. Por tanto, es más que probable que, si en el ranking únicamente se tuvieran en cuenta las solicitudes de los padres, entraría más de un centro concertado que, al ofertar más plazas, cuenta con un coeficiente inferior pese a presentar más peticiones de ingreso.

En cualquier caso, los datos ponen de manifiesto el gran interés que los colegios concertados despiertan entre los padres que, por primera vez, tienen que escolarizar a sus hijos; situación que contrasta con la intención de la Conselleria de Educación de que esta opción sea, únicamente, una alternativa subsidiaria a la educación pública, propuesta política que se materializa, por ejemplo, en el citado recorte de aulas de Bachillerato.

De hecho, ni las manifestaciones de protesta, ni las alegaciones y argumentaciones de padres y colegios consiguieron que Marzà modificara su política de supresión de aulas concertadas de Bachillerato, que se consumó con la publicación en el Diari Oficial de la Comunitat de la resolución definitiva sobre los conciertos para el próximo curso en la Comunitat. En concreto, Educación tan sólo aceptó las alegaciones de tres centros, de forma que definitivamente eliminará 27 aulas de primero de Bachillerato. De esta forma, en lugar de 24 colegios afectados por la supresión de aulas, la resolución definitiva de la conselleria deja en 21 los colegios afectados por la eliminación de los conciertos. Es decir, que durante el periodo de alegaciones prácticamente no se ha producido ningún cambio respecto a la propuesta inicial de Educación pese a las protestas de familias y colegios en defensa de la libertad de enseñanza, como la manifestación con 40.000 personas del pasado 6 de mayo en Valencia.

Agotada la vía administrativa, buena parte de los centros optaron por la judicial y, al menos, 14 de ellos han presentado o anunciado un contencioso administrativo contra el recorte de aulas. Y los tribunales han empezado a darles la razón. En concreto, el pasado miércoles, el Tribunal Superior de Justicia paralizaba la eliminación del concierto de Bachillerato en dos de estos centros concertados, la Purísima Franciscanas de Valencia y el colegio Institución Cultural Domus de Godella. Así, la supresión de líneas en estos centros en la citada etapa queda suspendida cautelarmente hasta que el tribunal tome una decisión firme sobre los recursos presentados.

Los autos suponen un nuevo varapalo a las políticas de la conselleria al sumarse al frenazo del decreto de plurilingüismo, que trascendió a finales de mayo. Se trata de las dos medidas implantadas este curso que más contestación social han provocado. La ejecución práctica de la última decisión judicial pasa por mantener los fondos públicos para sostener estas unidades. Y además, abría la puerta a que más centros afectados sigan los mismos pasos, como así ha sido.

La Purísima y Domus tomaron caminos paralelos. Tras conocer oficialmente el recorte de la conselleria lo impugnaron por la vía de lo contencioso a través del despacho del abogado Pablo Delgado, pidiendo además medidas cautelarísimas que fueron desestimadas y que el tribunal transformó en cautelares, si bien también las rechazó en primera instancia. Después de ello varió su postura tras el correspondiente recurso de reposición. El principal motivo esgrimido en el auto es el llamado peligro por mora procesal, es decir, que de no adoptarse la cautelar la sentencia que se dicte en su momento, si es favorable a los centros, quedaría en papel mojado.

Dicho de otra manera, no serviría para reparar el daño causado a los mismos y a las familias solicitantes de plaza.

Fotos

Vídeos