Desfibriladores en estaciones de metro, colegios y centros deportivos

L. G. VALENCIA.

Las estaciones de metro con una afluencia media diaria superior a dos mil personas, centros educativos con más de 1.500 alumnos y complejos deportivos con más de 500 usuarios deberán contar con desfibriladores para hacer frente a los accidentes cardíacos. Llegarán cuando entre en vigor el nuevo decreto que regula la instalación y el uso de desfibriladores automáticos y semiautomáticos externos (DESA) fuera del ámbito sanitario, que dio a conocer ayer la consellera de Sanidad, Carmen Montón.

El decreto vela por una correcta actuación ante una situación de parada cardiorrespiratoria para seguir la cadena de supervivencia, establece como novedad la obligatoriedad de que los DESA estén disponibles en espacios como aeropuertos y puertos comerciales, estaciones o apeaderos de autobuses o ferrocarril de poblaciones de más de 50.000 habitantes y establecimientos públicos con un aforo igual o superior a 1.000 personas. El decreto también explica las personas que podrán tener acceso y que incluye a profesionales y a cualquier otra persona. Se instalarán en lugares visibles y acompañados de instrucciones.

Fotos

Vídeos