Las denuncias por violencia escolar se duplican en dos años en la Comunitat

Alumnos de Bachillerato, en un instituto centroeuropeo./LP
Alumnos de Bachillerato, en un instituto centroeuropeo. / LP

Las agresiones, los insultos, las amenazas y el acoso entre alumnos concentran más de la mitad de las incidencias

DANIEL GUINDO Valencia

«Cerca de la mitad de los alumnos ha sufrido o sufrirá a lo largo de su etapa educativa algún episodio de acoso o violencia escolar». Así de tajante se mostró ayer el secretario general de la Asociación Valenciana Contra el Acoso Escolar (Avalcae), Francisco Sorolla, al valorar la evolución que, durante los últimos años, ha experimentado esta problemática. En esta línea, recordó que hace algo más de una década, el Informe Cisneros (uno de los estudios referentes en este campo) apuntaba que uno de cada cuatro estudiantes padecían esta lacra y, según los cálculos que maneja Avalcae, en este tiempo la cifra ha crecido entre el 10 y el 15% -«en algunas zonas, hasta el 30%», precisó Sorolla-, de ahí que la cifra actual podría rondar el 40% del alumnado, «probablemente más», aseveró.

Sobre ello, la última memoria anual sobre convivencia escolar en la Comunitat también aporta un dato significativo. En apenas dos años prácticamente se han duplicado las incidencias contabilizadas en los colegios valencianos, pasando de las 1.880 del curso 2013-2014 a las 3.414 del 2015-2016 (último dato disponible). El abanico de los casos de violencia escolar es muy amplio, pero destaca especialmente las peleas y agresiones entre el alumnado (el 32,01%), las amenazas verbales al profesorado (21%) o los insultos y las amenazas entre los escolares (16,22%). Los presuntos casos de acoso suponen el 9,71% de las incidencias informadas al registro del denominado Plan Previ, encaminado, precisamente, a prevenir y gestionar estas problemáticas en las aulas valencianas. Sorolla, por su parte, puso el acento también en otras situaciones que están experimentando un aumento significativo, como el ciberbullying o acoso a través de las redes sociales (el ciberacoso, según el informe de Educación, supone el 7% de los casos) y el acoso sexual.

Violencia escolar

Por distribución geográfica, según recoge el informe, la comarca que más incidentes contabiliza es el Baix Vinalopó. Tras ella se encuentran prácticamente el resto de comarcas alicantinas y buena parte de las de Castellón. En el polo opuesto se hallan las del Canal de Navarrés y el Rincón de Ademuz.

Sobre las edades en las que con mayor incidencia se padecen estos problemas destaca el tramo entre los 8 y los 14 años, aunque como indicó el secretario general de Avalcae, «el 80% de los casos se dan en alumnos de entre 10 y 12 años». Sorolla culpa de este incremento de la violencia en las aulas a varios factores, como la «permisividad» de la ley del menor, los continuos cambios de los planes educativos que «desmotivan tanto a los profesores como a los directores de los centros», la violencia que difunden los videojuegos o la televisión, la falta de educación en valores o la insuficiente formación de los docentes y los responsables públicos en relación a este ámbito.

Este especialista destacó también que Avalcae lleva gestionados más de 3.300 expedientes desde el año 2000 ( 1.318 en los tres últimos cursos) y que la tipología más habitual es la de la agresión física continuada, aunque «todas llevan implícito el daño psicológico»; y que buena parte de los casos no se denuncia «por vergüenza, miedo o el qué dirán» y algunos «no se reconocen en los propios centros educativos». También puso el acento en la lentitud de los trámites cuando se inicia un proceso, demora que desespera a los padres, que se ven expuestos a la posibilidad de que intervengan los servicios sociales. «Hay casos de padres que optar por dejar de llevar al niño al colegio ante la falta de soluciones, y la Administración ha llegado a retirarles la custodia, mientras que supuesto agresor se ha ido una semana a casa», lamentó.

Fotos

Vídeos