Denuncian contratos a dedo en la Policía Local de la Pobla de Vallbona

CSI-F solicita la supresión de varias secciones por considerar que vulneran la ley e Inspección de Trabajo investiga las bajas médicas de un agente

JOAN MOLANO

Las designaciones a dedo en la Policía Local de la Pobla de Vallbona fueron denunciadas el pasado 24 de octubre por el sindicato CSI-F mediante un escrito remitido al alcalde del municipio, la concejala de recursos humanos y el inspector jefe del cuerpo policial en la localidad del Camp de Túria. El colectivo critica que los agentes, oficiales e inspectores que componen las secciones o destinos de patrulla, policía de barrio, policía rural y policía administrativa han sido adscritos a las mismas “por orden discrecional del señor alcalde”, Josep Vicent García, de Compromís, y no “porque haya existido una propuesta de organización de los servicios del cuerpo por parte de la jefatura, como se establece en el decreto 19/2003 del Consell de la Generalitat”. Esta norma regula la estructura, organización, y funcionamiento de los Cuerpos de Policía Local de la Comunitat.

El sindicato reprocha al consistorio que los puestos se designaran sin que se hubiera “establecido previamente un sistema de provisión de puestos de trabajo. Lo que, sin duda, incumple la normativa que regula esta materia”, el mencionado decreto del Consell. Este establece que “en los Cuerpos de Policía Local en que existan especialidades, destinos, secciones o distribución estructurada de funciones, deberá establecerse un sistema de provisión de puestos de trabajo garantizando los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad”. CSI-F considera que tanto el alcalde como la concejala de recursos humanos han incumplido la ley y por ello solicitan la convocatoria de una mesa general de negociación para que ambos ediles den cuenta de los incumplimientos normativos así como la supresión de las secciones o destinos que se crearon “de facto” en la Policía Local y que “los agentes que conforman la plantilla queden a disposición de la jefatura del cuerpo”.

La agrupación profesional también pide la elaboración de una propuesta de organización de los servicios del cuerpo por parte de la jefatura y su elevación al alcalde además de que se dé cuenta “de la propuesta de organización de los servicios del cuerpo, elaborada por la jefatura, al Consell de Policía y que sus miembros sean oídos”.

Bajas médicas bajo sospecha

Por otra parte, la Inspección provincial de Trabajo y Seguridad Social de Valencia investiga unas posibles bajas médicas injustificadas por parte de un oficial de la Policía Local del municipio. La subinspectora laboral de empleo se presentó en el Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona el pasado 18 de octubre por sospechas de irregularidad en las ausencias laborales. Allí coincidió, según fuentes municipales, con el policía, quien facilitó la documentación requerida: recibos de pago de salario desde junio de 2017 hasta la fecha, contratos de trabajo registrados por la oficina de empleo, documentos relativos a la Policía Local y partes médicos de baja también desde junio de este año hasta ahora.

Fotos

Vídeos