El PP denuncia que FGV fija limitaciones de velocidad por el mal estado de la vía

Usuarios de la red de metro, accediendo a uno de los convoyes. / j. signes

La empresa replica que se están acometiendo trabajos de mejora de la red y que eso obliga a reducir la velocidad de paso de los convoyes

EP/S. V. VALENCIA.

El PP en Les Corts denunció ayer que Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha establecido limitaciones temporales de velocidad de 30 y 50 kilómetros por hora en varios tramos en superficie de las líneas 1 y 2 de Metrovalencia por «el mal estado de la vía» detectado en auscultaciones realizadas en el mes de diciembre. En concreto, el portavoz adjunto del PP en el parlamento valenciano, Vicente Betoret, y el portavoz de Infraestructuras, Alfredo Castelló, indicaron que esta orden de servicio de FGV sobre limitación de velocidad se debe a «problemas con riesgo de descarrilamiento» en las vías auscultadas.

«Las líneas no pueden mantener el ritmo previsto para esa infraestructura», apuntó Castelló, quien agregó que «da la sensación que FGV se está cayendo a trozos» y que ha pasado de ser una empresa con «excelentes técnicos» a «ser una empresa gestionada por políticos» en la que no hay inversión. Betoret, por su parte, señaló que las limitaciones temporales de velocidad fijadas provocan «retrasos» de entre el 25 y el 30% en los convoyes y un «desajuste» en las líneas. «No existe mantenimiento de las instalaciones en general, pero especialmente en seguridad», denunció.

Los tramos con limitación de velocidad establecidos por FGV el 14 de julio de este año -según consta en la documentación facilitada por los populares- son, en la Línea 1 (Bétera-Villanueva de Castellón) en sentido impar, dos tramos entre Villanueva de Castellón y Alberic (a 30 km/h, también en sentido par), uno entre Empalme y Burjassot (30 km/h) y otro entre Godella y Rocafort (30 km/h, también en sentido par); y en sentido par, entre Seminari-Montcada (50 km/h). En la Línea 2 (Llíria-Torrent Avinguda), en sentido impar, un tramo entre Campament-Paterna (50 km/h) y otro entre Les Carolines-Campament (30 km/h), éste también en sentido par. En el documento, consta que estas limitaciones temporales de velocidad quedan señalizadas para el personal de conducción y que cada una de las limitaciones «queda protegida mediante balizas».

Desde FGV indicaron, al respecto, que se están realizando actuaciones de renovación y mejora de las condiciones de la superestructura de vía en diferentes tramos de las Líneas 1, 2 y 3 y que, hasta la fecha, se han ejecutado 17 intervenciones. Los trabajos programados han obligado a aplicar limitaciones de velocidad, al paso de los trenes, en estos puntos hasta que finalizaran los trabajos. Durante las próximas semanas se realizarán otras 13 actuaciones que obligan, hasta su finalización, a establecer limitaciones de velocidad temporales. En la misma línea se manifestaron desde el comité de prensa de FGV, que recordó que las tareas de conservación se realizan habitualmente en los meses de verano aprovechando la menor circulación de trenes.

Los populares también acusaron al Consell de no dar explicaciones sobre cuestiones como la entrada de dos youtubers en las instalaciones de la T2, donde se desplazaron con una barca hinchable por las zonas inundadas, «la caída de una pieza de más de 700 kilos» entre las estaciones de Turia y Ángel Guimerá o el «desprendimiento de una catenaria sobre un convoy».

Fotos

Vídeos