Los delitos rurales caen un 36% pero los agricultores reclaman sanciones más duras

Los ponentes, ayer, durante la reunión sobre Seguridad Rural. / D.G
Los ponentes, ayer, durante la reunión sobre Seguridad Rural. / D.G

El delegado del Gobierno destaca la cultura de la denuncia como punto de partida para evitar que se sigan produciendo las infracciones en el campo

RAFAEL LÓPEZ

VALENCIA. Los delitos en el ámbito rural han disminuido un 36,1% en el primer semestre de 2017 en la Comunitat, con respecto a las cifras mostradas durante el mismo período de tiempo el año pasado. Estos fueron los datos presentados ayer en la reunión del grupo de trabajo de seguridad en el campo, donde se señaló el considerable descenso de las infracciones, pasando de 1.926 durante los seis primeros meses del 2016, a 1.231 delitos cometidos en lo que va de año. En este sentido, el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, que presidió ayer la reunión, subrayó la «buena coordinación» y la «eficacia policial» como principales causas del menor porcentaje en la violación de derechos en el ámbito rural.

Sin embargo, desde las cooperativas agrarias como la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA ASAJA) se criticó el aire «triunfalista» con el que se mostraron los datos, ya que consideran que el balance continúa siendo negativo. El vicepresidente de la cooperativa, Bernardo Ferrer aceptó que la situación «ha mejorado» y «hay que continuar en esa misma línea», pero todavía se producen una gran diversidad de delitos que terminan sin consecuencias para los malhechores. Asimismo, argumenta que «una cosa son las estadísticas y las cifras y otra la realidad». Las infracciones en el campo se han reducido pero siguen sucediéndose numerosos casos de hurto, falsificación documental y bandas criminales que atacan los terrenos valencianos y quedan impunes. «El campo no tiene puertas, y por ello es necesario trabajar en la prevención y fomentar la cultura de la denuncia», coincidieron el delegado del gobierno y las asociaciones agrarias en una reunión en la que también estuvo presente la presidenta del Tribunal Superior de Justicia en la Comunitat, Pilar de la Oliva; el fiscal superior de la Fiscalía, Antonio Montables; miembros de la Federación de Cooperativas Agrarias y la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, además de integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como regantes.

Valencia es la provincia de toda la Comunitat en la que el porcentaje de delitos se ha visto reducido en menor medida (453 infracciones menos respecto al primer semestre de 2016). Por otro lado, desde la Unió de Llauradors, también testigo de la congregación la mañana de ayer, valoraron estas reuniones para evitar la producción de delitos en el campo, pero destacan «la falta de personal».

Ante esto, Moragues resaltó la actuación de los Equipos Roca de la Guardia Civil, que han mantenido un total de 302 reuniones y 478 contactos para identificar las zonas de robo y hacer efectiva la disminución de delitos en tierras valencianas (277 delitos esclarecidos y 338 personas detenidas).

Finalmente, también se debatió la «necesidad de seguir mejorando» en la incorporación de un documento de acompañamiento y trazabilidad agraria (DATA), que facilite la investigación en la venta de productos robados, a partir de la proporción de «más información» para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, cuya coordinación con las asociaciones debe ser fundamental.

Fotos

Vídeos