La delegación de Manos Unidas impulsará 18 proyectos de desarrollo

El plan para el próximo año implicará a los voluntarios de las 81 agrupaciones comarcales de la organización

L. G.

valencia. La aportación valenciana de Manos Unidas se traducirá en 18 proyectos de desarrollo durante la próxima campaña, que se iniciará en febrero. Las acciones programadas para cumplir con el objetivo de la organización -acabar con el hambre en el mundo-, se desarrollan en África, Asia y América Latina, como apuntaron desde la delegación de Manos Unidas en Valencia.

El plan previsto para 2018 se presentó en la asamblea que días atrás celebró la organización con asistencia de cerca de 200 voluntarios. Desde Manos Unidas explicaron que en ese encuentro se analizaron los resultados de la campaña de 2017 y el presidente de la delegación valenciana, Eladio Seco, dio a conocer los proyectos para el año que viene. Ahora las 81 delegaciones comarcales, que movilizan «a unos 400 voluntarios en toda la diócesis», estudiarán las acciones previstas y decidirán a qué iniciativa se adscriben para colaborar.

La organización hizo hincapié en invitar «a estar informados, a hablar de las causas y los efectos del hambre y a descubrir los proyectos de desarrollo que se realizan gracias a la colaboración de tantísimas personas».

La asamblea comenzó con una eucaristía en la iglesia de San Martín, presidida por el obispo auxiliar de Valencia monseñor Arturo Ros. A continuación llegó la reunión en torno a la actividad de la organización en el Ateneo Mercantil. En ese encuentro Clara Pardo, presidenta nacional de Manos Unidas, compartió su experiencia al frente de la organización, en proyectos de África y coordinando en Asia.

Fotos

Vídeos