El déficit de lluvias en la primera mitad del otoño alcanza ya el 85%

El pantano de Buendía el pasado agosto. / efe
El pantano de Buendía el pasado agosto. / efe

Las reservas de agua en los pantanos siguen en caída libre y sólo llegan al 25% de su capacidad en el Júcar y al 14% en la cuenca del Segura

VALENCIA.

2017 es el año más seco del siglo. Los datos hablan por sí solos. La reserva de agua embalsada en el conjunto de España es del 37,85%, la tercera peor cifra desde 1990, fecha en la que comenzaron los registros.

La situación es peor aún en la Comunitat Valenciana, donde los embalses de la cuenca del Segura, que afecta de forma muy notable al sur de la provincia de Alicante, se encuentran al 14% de su capacidad y los del Júcar, al 25,4%. Es decir, las reservas de agua de la Comunitat se encuentran 24 puntos por debajo de la media española, según recoge la Agencia Efe.

Hay que tener en cuenta, por otro lado, que los pantanos del Júcar almacenan casi un tercio menos de agua que la media de los últimos diez años con apenas 852 hectómetros cúbicos tras haber perdido 8 durante la última semana.

Los embalses en el conjunto de España almacenan un total de 21.227 hectómetros cúbicos de agua, con una disminución en la última semana de 257 hectómetros cúbicos, que corresponden al 0,5 %.

La cifra actual es un 28,13 por ciento menor que la media de los últimos diez años y un 23,47 por ciento menor que en la misma semana del año pasado.

La situación en las principales cuencas es como sigue: 69,9% en el Cantábrico oriental; al 55,6 por ciento en el Cantábrico Occidental; al 40,8 por ciento, en Miño-Sil; al 49,4 por ciento, en Galicia Costa; al 57,1 por ciento en las cuencas internas del País Vasco; al 31 por ciento, en el Duero; al 40,2 por ciento en el Tajo, al 44,9 por ciento en el Guadiana y en el Ebro, al 42,6%.

Además, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en lo que llevamos de otoño en términos meteorológicos (septiembre, octubre y noviembre), el déficit de precipitaciones es ya del 85%.

Fuentes de la Agencia señalan que hay que tener en cuenta que el clima mediterráneo tiene un régimen de lluvias que pueden modificar bruscamente la estadística con episodio de fuertes lluvias en poco tiempo. Pero el hecho es que desde septiembre sólo ha llovido un 15% de lo que es habitual en este periodo.

Es más, durante los primeros quince días del año hidrológico (comenzó el pasado 1 de octubre) prácticamente no ha caído una gota en la Comunitat. Según Aemet, únicamente se registró un episodio de lluvias en algunos puntos de la Marina Alta el pasado 7 de octubre. En el resto de la Comunitat las precipitaciones han sido prácticamente inexistentes.

En España en los diez primeros días del año hidrológico apenas han dejado un 3% de lluvias respecto del valor medio normal para ese plazo, por lo que la falta de precipitaciones acumulada se eleva hasta el 97% respecto al periodo de referencia 1981-2010, según Aemet.

Sequía crítica

La situación es cada vez más dramática en la Comunitat Valenciana y en el conjunto de España. El lunes regantes de Almería, Alicante y Murcia se manifestaban reclamando agua. Hay que tener en cuenta que desde antes del verano no se ha producido ningún trasvase del Tajo al Segura con lo que la situación en el sur de la provincia de Alicante es muy grave.

La desalinizadora de Torrevieja no se encuentra todavía a pleno rendimiento y el decreto de sequía, que aprobó el Gobierno antes del verano para la cuenca del Segura, ha autorizado que se ponga al máximo de su capacidad que en estos momentos puede producir hasta 40 hectómetros cúbicos frente a los 80 para los que fue diseñada.

Tampoco está al 100% de operatividad, pese a estar terminado, el trasvase desde el Júcar al Vinalopó que si funcionara tal y como fue concebido podría paliar las necesidades hídricas de buena parte de la provincia de Alicante.

Fotos

Vídeos