Crece la tensión por los trasvases

Canal que comunica el embalse de Entrepeñas con el de Buendía. / Guillermo Navarro
Canal que comunica el embalse de Entrepeñas con el de Buendía. / Guillermo Navarro

Sánchez defiende su eliminación, mientras Puig dice que el del Segura se mantendrá | La situación de los embalses en la cabecera del Tajo permite ya aumentar en 18 hectómetros la transferencia aprobada

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

Nunca llueve a gusto de todos. Las precipitaciones caídas en los últimos meses han suavizado la dureza de la sequía y han mejorado la situación de los embalses en varias regiones españolas, incluidos los de la cabecera del Tajo. Pero han reabierto viejas heridas. La aprobación de un nuevo trasvase al Segura el pasado mes de abril ha vuelto a destapar la caja de los truenos y ha evidenciado, una vez más, la honda división que existe entre diferentes comunidades autónomas y en el seno de los diferentes partidos políticos.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, defendió el pasado viernes en Albacete el fin de las transferencias de agua entre cuencas. Afirmó rotundo que el pacto nacional del agua debe tener como objetivo «poner fin a los trasvases y apostar por las desaladoras del Levante». El líder socialista se refirió así al trasvase Tajo-Segura en Castilla-La Mancha, cuyo gobierno autonómico ha mostrado una feroz oposición a esta infraestructura y he pedido en reiteradas ocasiones su derogación.

Las palabras de Sánchez han sido muy bien acogidas en esta comunidad autónoma, pero no así en la Comunitat Valenciana, Murcia o Almería, donde parte de la población sobrevive gracias al agua que llega con esta transferencia. Además, ha colocado en una difícil posición a los dirigentes de su partido en estas autonomías.

El jefe del Consell dice que no renunciarán a la transferencia a la Comunitat

Las reacciones no se han hecho esperar. El presidente de la Generalitat y líder de los socialistas valencianos, Ximo Puig, aprovechó la visita que el domingo hizo a Alicante para realizar una encendida defensa del trasvase Tajo-Segura, una afirmación que le ha posicionado en las antípodas a Sánchez.

Puig afirmó que su partido y el gobierno valenciano «no van a renunciar» al trasvase Tajo-Segura «ni ahora ni en el futuro» porque lo consideran «necesario para garantizar el agua para la Comunitat». Ahora bien, el jefe del Consell trató de suavizar su distanciamiento de las tesis de Sánchez recordando que también es necesario «reutilizar el agua, regenerar los pozos y que funcionen las desaladoras», al tiempo que dirigía una invectiva al Ministerio de Medio Ambiente sobre la desalinizadora de Torrevieja: «no puede ser que esté al 30%».

Nivel 2

Los pantanos de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del Tajo y desde los que se envía el agua del trasvase al sur de Alicante y Murcia, han sumado en una semana 81,22 hectómetros cúbicos (hm3) de agua, con lo que disponen de 647,66, por encima de los 645 que marca el nivel legal por el que pueden trasvasarse al Segura 38 al mes, en lugar de 20 cuando tiene de 400 a 645.

Entrepeñas y Buendía han ganado 81,2 hectómetros cúbicos en una semana

De esta forma, y según el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), todavía faltan unos días para que se alcance esta cota. Explicaron que a la cantidad actual hay que restarle unos 8 hectómetros cúbicos que faltan por derivar del trasvase de abril. Pero puntualizaron que en el momento en que se llegue a las 645 hectómetros, la cantidad a trasvasar se elevará en 18 hectómetros cúbicos sin necesidad de que el Ministerio de Medio Ambiente tenga que aprobarlo.

Según los datos publicados por la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), el embalse de Buendía tiene esta semana 344,397 hectómetros cúbicos de agua embalsada, que son 37,60 más que la semana pasada, lo que supone el 21,01 por ciento de su capacidad total de embalse, que es de 1.639 hectómetros cúbicos.

A su vez, la reserva de agua en el pantano de Entrepeñas ha subido 43,91 hectómetros cúbicos, de forma que almacena 303,27 hectómetros cúbicos, el 36,31 por ciento de su capacidad total, que se sitúa en 835 hectómetros cúbicos.

Hace un año por estas fechas los pantanos de cabecera del Tajo almacenaban 406,45 hectómetros cúbicos, es decir, un 16,42 % de su capacidad total de embalse.

Más

Fotos

Vídeos