Los copos ya alcanzan el interior de la Comunitat y se amplía la alerta por frío

La nieve cuajó ayer en los alrededores de Ademuz, a unos mil metros de altura. / @Preven_IIFF_CV
La nieve cuajó ayer en los alrededores de Ademuz, a unos mil metros de altura. / @Preven_IIFF_CV

Cáritas pide mantas para un centro de acogida y Alicante activa el dispositivo especial de emergencia para personas sin hogar

D. GUINDO VALENCIA.

El frío invernal se ha hecho esperar, pero ha aterrizado con fuerza en la Comunitat. El desplome de las temperaturas, además, ha venido acompañado de las primeras nevadas en zonas altas de la región. En Valencia, la zona de Ademuz y la comarca de los Serranos fueron las que registraron las precipitaciones más intensas, mientras que en Alicante los copos también hicieron acto de presencia en espacios como la Font Roja de Alcoy, el Xorret de Catí (entre Petrer y Castalla) o la Sierra de Aitana. El dispositivo 112 de la Generalitat actuó de forma preventiva durante el día tirando sal en el puerto de Alcolejas. En Castellón, Morella o Fredes fueron algunas de las localidades en las que también nevó, aunque en el interior norte de la provincia fue especialmente significativo el viento, que alcanzó rachas cercanas a los 100 kilómetros por hora, lo que hizo descender la sensación térmica. Aunque la temperatura mínima la registró Ademuz, con 5,6 grados bajo cero, en Morella, con 0,5 grados, la sensación térmica se desplomó hasta los siete bajo cero.

Así, y aunque la madrugada fue fría, desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) explicaron que el viento ha amortiguado en parte las heladas por lo que, cuando amaine, entre mañana y el lunes, las mínimas serán aún más bajas. Por ello, el departamento ha ampliado para hoy y mañana el aviso nivel amarillo por bajas temperaturas a todo el interior de Castellón (también por viento), y a la mitad sur de Valencia y norte de Alicante, en su parte más occidental. Esta alerta también se activa por fenómenos costeros en el litoral.

Fruto de este recrudecimiento de la ola de frío, el Centro de Acogida Temporal Mare de Déu del Lledó, gestionado por Cáritas en Castellón, ha pedido mantas para hacer frente al frío. Su director, Antonio Amurrio, hizo ayer un llamamiento a la ciudadanía para que se lleven mantas para atender incluso a los que no puedan dormir en las instalaciones.

Por su parte, el Ayuntamiento de Alicante activó anoche el dispositivo especial de emergencias para personas sin hogar, que estará en vigor al menos hasta el domingo. Abrirán el gimnasio del centro de atención a personas sin hogar.

Fotos

Vídeos