Los consumidores disparan sus quejas

Supermercado. / Reuters

Los bancos, las entidades financieras y el sector de las telecomunicaciones son el foco de la mayoría de protestas de los usuarios valencianos Más de 11.600 reclamaciones en lo que va de año superan un récord histórico

M. GUADALAJARA VALENCIA.

«Resulta increíble que en el siglo XXI superemos un récord en reclamaciones a diferentes sectores», explica el presidente de la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios, Fernando Móner. En tan solo un año se ha registrado un aumento en las quejas de más del 50% por parte de los consumidores valencianos, un total de 11.641 reclamaciones, que pueden ser un indicador de la falta de compromiso de las diferentes entidades.

Tal y como explica Móner, en algunos casos se debe a la cantidad de servicios contratados que los usuarios tienen con diferentes empresas, como en el caso de las telecomunicaciones, que ocupan el segundo lugar en el ranking de los sectores con mayor número de reclamaciones, 1.011 en seis meses. «Hoy en día todos tenemos teléfono y conexión a internet. Además muchas personas aún conservan el teléfono fijo, por eso es un sector que genera millones de contratos y por ello más quejas», explica el presidente.

Pero los resultados hablan por si solos para Móner, quien asegura que «se necesitan más órganos que controlen y supervisen a las entidades de algunos sectores como el financiero y también a los bancos». Precisamente el bancario es el sector que ha acaparado más de 5.700 quejas, lo que supone otro récord; en los casi 40 años de trabajo de la AVACU no se ha registrado un número tan elevado de consultas y reclamaciones en un único sector en un periodo de seis meses. Más de la mitad de estas quejas se deben a los problemas derivados de los gastos de gestión de hipotecas. Asimismo, uno de los principales problemas a los que se enfrentan los usuarios han sido las cláusulas suelo. Los cobros indebidos de tarjetas de crédito y las comisiones bancarias que no constan en los contratos también son la causa de dichas reclamaciones.

El año pasado el sector financiero también estuvo a la cabeza, y es que el presidente asegura que desde hace tres años este sector acapara las quejas de consumidores. Una tónica que ha ido en aumento hasta batir el mayor récord en este primer semestre del 2017.

«Esta situación se da por la falta de autoridad de los gobiernos», explica Móner. «El gobierno central debería de frenar a los bancos y los gobiernos autonómicos por su parte, apoyar más a las asociaciones que respaldan a los usuarios y clientes, ya que en muchas ocasiones se encuentran con el desamparo administrativo o legal», añade.

Fotos

Vídeos