Consistorio y Generalitat pagarán la mitad del túnel de la estación Central

Ribó avanza que las tres administraciones firmarán «en poco tiempo» un nuevo convenio ferroviario

I. D.

valencia. El Ayuntamiento y la Generalitat asumirán la mitad del coste del canal de acceso de la estación Central. Así lo avanzó ayer el alcalde, Joan Ribó, en una entrevista en la 'Cadena Ser', donde mostró sus deseos para que «en poco tiempo» se pueda firmar un nuevo convenio para la actuación ferroviaria en el Parque Central.

«Esperamos en poco tiempo volver a firmar el acuerdo para que este tema avance. Hemos llegado a un acuerdo con el Ministerio de Fomento que, en este caso, está atendiendo de forma positiva. Me gustaría que fuera igual en La Marina», resaltó el alcalde.

Así, confirmó lo avanzado por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, durante su visita a Valencia a comienzos de mes. En esa ocasión, De la Serna detalló que habrá un nuevo convenio y que ya se había remitido tanto a la Generalitat como al Ayuntamiento, las otras dos administraciones que tienen presencia en la sociedad Valencia Parque Central, encargada de desarrollar las actuaciones ferroviarias.

Así, será el Gobierno central quien asuma el coste del túnel pasante (unos 880 millones) y de la estación Central (1.000 millones), mientras que el canal de acceso (el túnel que discurrirá desde el bulevar sur hasta la estación Joaquín Sorolla) se pagará entre las tres administraciones, que asumen un coste total de 340 millones.

«Lo pagaremos el 50% Fomento, el 25% Generalitat y el 25% el Ayuntamiento», detalló Ribó durante su intervención al tiempo que añadió que se ha alcanzado un principio de acuerdo. De esta forma, se despejaba la incógnita surgida el pasado mayo tras celebrarse el primer consejo de la sociedad Parque Central con presencia del ministro. Entonces, Fomento asumía la mitad del canal de acceso y la integridad del túnel pasante, mientras que quedaba por decidir la estación Central (que asumió también totalmente en octubre).

De aquella reunión quedó pendiente acordar el reparto de 170 millones entre la Generalitat y el Consistorio. Sin embargo, sólo un día después, las dos administraciones valencianas discrepaban con Fomento, a quien instaban a asumir un mayor coste.

Seis meses después de aquella reunión, se alcanza un juicio de Ribó, el nuevo convenio «va a suponer un paso adelante» que, además, permitirá que, al ejecutar la futura avenida García Lorca «podamos suprimir un corte a cuchillo de la ciudad, especialmente en el barrio de Malilla».

Fotos

Vídeos