El conseller catalán de Territorio avisa que el Govern quiere la gestión del corredor

Ricard Font, Josep Rull, María José Salvador y Josep Vicent Boira, el año pasado, durante en encuentro en Valencia. / lp

Josep Rull afirma que «el 1 de octubre decidiremos cómo y quién lo habrá de gestionar» y critica la doble plataforma para Valencia y Castellón

Isabel Domingo
ISABEL DOMINGOValencia

Primer rechazo al anuncio del Ministerio de Fomento sobre la implantación de la doble plataforma ferroviaria entre Valencia y Castellón, por lo que las dos ciudades estarán conectadas mediante un nuevo trazado de alta velocidad, lo que permitirá, además, acortar el tiempo de viaje con Barcelona y reducirlo a dos horas. Llega desde la Generalitat de Cataluña que, hasta el momento, ha ido de la mano de la Generalitat Valenciana en la reivindicación del corredor mediterráneo.

En concreto, del conseller catalán de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, quien rechazó la doble plataforma por considerar que convertirá en «cuello de botella» el tramo entre Castellón y Vandellós ya que únicamente cuenta con dos vías en ancho internacional, tal y como anunció hace un mes Fomento al recuperar el proyecto inicial y descartar el tercer carril. Doble vía en contraposición con las cuatro que tendrá el trazado Valencia-Castellón al habilitarse la doble plataforma que permitirá la «velocidad de crucero», según señaló el político catalán en su cuenta oficial en la red social Twitter.

A través de cinco mensajes, Rull también criticó las velocidades pautadas para los dos tramos al señalar que el AVE Madrid-Castellón circulará a 300 kilómetros por hora mientras que el tramo Castellón-Tarragona se contentará con los 200 kilómetros por hora, aspecto que, no obstante, aún no se ha confirmado por parte del ministerio. «La alta velocidad comenzó en España hace 30 años. Es ilógico no tener noticias de uno de los tramos más rentables: Castellón-Tarragona», señala, en referencia tanto al tráfico de pasajeros como mercancías de ese tramo.

Fecha fijada

«Los catalanes pueden esperar», lamenta el conseller catalán que, acto seguido, deja caer una advertencia: la Generalitat quiere la gestión del corredor mediterráneo a partir del 1 de octubre, que es la fecha en que el presidente catalán, Carles Puigdemont, anunciaba esta misma semana la celebración del referéndum independentista. «Asimismo, el 1 de octubre los catalanes y las catalanas decidiremos cómo y quién lo habrá de gestionar», detalla Rull sobre el corredor a su paso por Cataluña, donde, desde Barcelona, existe doble plataforma desde 2013.

En declaraciones recogidas por la Agencia Catalana de Noticias, el conseller de Territori reclama a Fomento que se revisen los términos planteados para la nueva infraestructura. «Bienvenido sea el cambio de planteamiento [...] Si conseguimos superar a finales de año el cuello de botella, que no nos condenen a otro al pasar a cuatro vías entre Castellón y Valencia», dijo. Así, Rull hace mención a la variante Vandellós-Tarragona que, según Fomento, entrará en funcionamiento en el primer trimestre de 2018 y acabará con un trazado en vía única.

El conseller también muestra su contrariedad sobre la alta velocidad entre Castellón y Madrid

La advertencia del conseller catalán y su rechazo a las mejoras en el trazado de la infraestructura por la Comunitat contrasta con la sintonía que, hasta ahora, ha mantenido con su homóloga, la consellera María José Salvador. De hecho, en abril de 2016, los dos consejeros acordaron «trabajar conjuntamente» para reivindicar ante el Gobierno central y la Unión Europea la ejecución del corredor mediterráneo, por lo que se creó una hoja de ruta de estrecha colaboración.

Incluso Cataluña copió el modelo del Fórum Valencià pel Corredor Mediterrani e impulsó la Taula Estratègica Catalana un mes después del encuentro en Valencia, además de participar en distintos actos relacionados con infraestructuras como la jornada soberanista impulsada por el Institut d'Economia i Empresa Ignasi Villalonga el pasado marzo en Valencia con ponentes de perfil independentista.

Un evento del que finalmente se cayeron Ximo Puig y Carles Puigdemont, que, seis meses antes, habían celebrado una segunda cumbre institucional (ésta en el Palau) justo el día en que el conseller catalán Francesc Homs declaraba en el Tribunal Supremo por la consulta soberanista del 9-N. En aquella cita, cuando todavía no se habían despejado algunas incógnitas sobre el trazado del corredor, Puig garantizó la relación entre Valencia y Cataluña «en cualquier circunstancia».

Puig asegura que estarán «vigilantes» con los plazos del nuevo trazado hasta Castellón

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, celebró el jueves el anuncio realizado por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, sobre la doble plataforma ferroviaria entre Castellón y Valencia, aunque advirtió que habrá que estar «vigilantes» porque los plazos «se pueden retrasar indefinidamente».

«Celebramos que el Gobierno haya rectificado, muy tarde, y recupere un proyecto que ya se planteó en su momento», dijo al tiempo que añadió que se podrían haber «ahorrado muchas esperas y molestias» a las miles de personas que usan cada día los trenes de Cercanías en esta línea, en referencia a los retrasos y supresiones sufridos el año pasado durante el desarrollo de las obras del tercer carril.

Durante su intervención en la sesión de control celebrada en el pleno de Les Corts, el jefe del Consell pidió a De la Serna «celeridad» en los plazos de ejecución de las obras del corredor.

También se pronunció el portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, quien calificó de «hipotético inicio» de obras la fecha de 2019 marcada por De la Serna este miércoles en la capital de la Plana. A su juicio, el trazado anunciado por el ministro es una «nueva cortina de humo».

Mientras, la ejecutiva provincial del PSPV de Castellón lamentó que se hayan «perdido cinco años con el tercer hilo entre Valencia y Castellón», para «acabar reconociendo que se trata de un proyecto manifiestamente ineficaz». La ejecutiva socialista recordó el «caos de dimensiones monumentales cuando coincidan por la misma vía los distintos tipos de tráfico ferroviario» al preverse un aumento del de mercancías.

Para el portavoz de la comisión de Fomento del PP y diputado por Castellón, Miguel Barrachina, la construcción de una plataforma independiente en el corredor mediterráneo va a «multiplicar la creación de empleo en la provincia».

Fotos

Vídeos