El Consell suprime las charlas de prevención de accidentes de tráfico en los institutos

El monitor José Antonio Ramos, antes de una charla. / LP

Sanitarios y lesionados medulares por siniestros viales llevaban a cabo más de medio centenar de encuentros con 20.000 escolares al año

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

valencia. «Después de 20 años duele que hayan retirado las charlas porque esa información es necesaria a día de hoy para la juventud y porque los centros la requieren». José Antonio Ramos lleva dos décadas participando en el denominado programa de Prevención de Accidentes de Tráfico y sus principales secuelas (Prelat), sobre todo las que hacen referencia a las lesiones medulares y el daño cerebral.

Esta iniciativa se desarrolla a través de charlas en los institutos (tercer y cuarto de ESO) en las que un sanitario, normalmente un enfermero, y una víctima de un siniestro ofrecen a los escolares una serie de pautas de prevención y describen las consecuencias de estos accidentes, normalmente relacionados con el exceso de velocidad, el consumo de alcohol o drogas, y los descuidos. Sin embargo, la Conselleria de Sanidad ha decidido que, a partir del próximo curso, pone fin a esta longeva experiencia en la que participaban más de 20.000 alumnos cada año y se impartían alrededor de medio millar de charlas.

Contrasta la supresión de este programa con las crecientes políticas de concienciación impulsadas por la Dirección General de Tráfico, sobre todo a raíz de los últimos siniestros registrados en la Comunitat en la que hasta cuatro ciclistas han perdido la vida a manos de conductores que habían consumido alcohol o drogas.

«Es muy triste que las hayan retirado el programa, sobre todo por los buenos resultados de concienciación que se estaban obteniendo entre los alumnos. Notábamos que, incluso, después los chavales eran más prudentes y, entre ellos, se hacían comentarios del tipo: oye, ponte el casco», explicó José Antonio, tetrapléjico a causa de un accidente de tráfico. Además, añadió, «para nosotros supone una actividad, salir de casa y explicar a la sociedad que esto no es un cuento, que eres de carne y hueso y que esto pasa».

Precisamente la importancia de estas charlas radica en que la mitad de las decenas de monitores que las impartían eran lesionados medulares o cerebrales, por lo que los escolares conocían en primera persona los resultados que puede tener no usar el cinturón de seguridad o el casco o conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas.

La iniciativa, aunque la impulsaba Sanidad, contaba con la colaboración de la Conselleria de Educación, que ponía a disposición de los centros (sobre todo públicos, pero también concertados y privados) un formulario para que, el instituto que lo deseara, pudiera solicitar que se impartiera la charla, acompañada de vídeos y material didáctico.

Al parecer, a partir del curso 2018-2019 el Consell quiere impulsar otros programas relacionados con la movilidad activa como, por ejemplo, rutas seguras para acudir a los centros educativos. En el caso de Elda, indicó Ramos, las charlas que impulsaba el Ayuntamiento se han sustituido por otras de protección animal.

Fotos

Vídeos